Las 13 mentiras de Eufemiano Fuentes en la Operación Puerto

Eufemiano Fuentes, en el juicio.
Eufemiano Fuentes, en el juicio.
EFE

La abogada del Estado, Luisa Pedreño, enumeró en su informe de conclusiones en el juicio de la Operación Puerto las "grandes mentiras de Eufemiano Fuentes" y de otros acusados, con la conclusión de que el fin último de todos ellos era "hacer trampas en el deporte aumentando el rendimiento".

  •  Sobre la deuda de 60.000 euros de Manolo Saiz con Eufemiano

El director deportivo dijo que asumió personalmente una deuda de los tiempos de la ONCE. "¿Por qué no ha venido nadie de la ONCE a ratificarlo? No se nos muestran pruebas de la deuda de la ONCE porque realmente no existe".

También plantea la Abogada del Estado la presencia del hematólogo Merino Batres en la reunión en la que se debía hacer el pago. "La verdad de esa reunión está en las escuchas, cuando se dice 'debo hablar con el impresentable que nos debe dinero a todos'". Además, Fuentes afirmó en su declaración que demandó judicialmente el pago de la deuda con Saiz, pero nunca aportó pruebas de la misma.

Por otra parte, Eufemiano dijo que se reunió con Saiz y Merino "para hablar de planes de futuro". "En su declaración de julio de 2006 Fuentes dijo que la cita era para que Saiz intercediera ante la ONCE para colaborar como preparador físico, y Saiz dijo que era para interceder ante dicha institución por la enfermedad de la hija de Fuentes. Según el informe de Pedreño, la citada deuda "era conjunta para Eufemiano y Merino", y la reunión era para cobrarla, "no había motivos personales ni de colaboración".

  • Afirmó que las maletas repletas de medicamentos encontradas en el registro del piso de Alonso Cano pertenecían al fallecido Alberto León.

"Echó la culpa al muerto", se desprendió de las palabras de la abogada del Estado. "Qué casualidad que el responsable de las maletas fuese el fallecido. En su declaración anterior, con León en vida, Fuentes señaló que las maletas contenían medicamentos para "uso personal y de la familia".

  • Dijo que hacía las extracciones a deportistas con alto nivel de hematocrito.

"En los papeles incautados no se demuestra que existan hematocritos elevados entre sus pacientes, y además solo la existencia de un hematocrito alto no justifica la aplicación del tratamiento habitual del médico".

  • Hacía analíticas antes de las extracciones y reinfusiones.

"No se hacían analíticas, no es cierto como ratificaron en sus declaraciones el alemán Jorg Jaschke y el estadounidense Tyler" Hamilton.

  • Dijo que no sabía que el glicerol, conservante de la sangre, era un producto únicamente de uso hospitalario.

A Merino Batres le preguntó cómo conseguir glicerol y le planteó fabricarlo ellos mismos. A su colega alemán Markus Choina también le plantea cómo adquirir esa sustancia, "ya que en España es solo de uso hospitalario", admite en una conversación.

  • Los ciclistas no estaban en carrera cuando les hacían las extracciones o reinfusiones.

"Jaschke dijo que realizó tales prácticas en pleno Tour 2005, a Manzano en la Vuelta 2003 y a Hamilton en el Tour 2004".

  • Usaba motes por temor a la prensa.

"No hay pruebas para demostrar tal afirmación. Eufemiano sospechaba que su teléfono estaba intervenido. Algún acusado dijo que lo hacía para mantenerse en la clandestinidad, ya que la actividad que desarrollaba era ilegal. La UCI prohíbe las transfusiones. Además, ¿por qué tener miedo a las escuchas si no estaba haciendo nada ilícito?. Merino Batres admitió que era consciente de que estaba haciendo "algo inmoral", de lo que no se sentía "orgulloso".

  • Fuentes aseguró conocer la identidad de todos los pacientes.

"Merino Batres reconoció que hizo extracciones a deportistas de elite sin conocer sus nombres, pero más tarde declaró que cada persona era identificada con un número y una fecha, y que conocía a algunos deportistas, como a Roberto Heras. "Eufemiano dijo que su libreta con los nombres fue incautada, pero esa libreta no aparece entre los documentos requisados por los agentes de la Guardia Civil".

  • Fuentes habló de la conservación de la sangre congelada "para otras utilidades", como por ejemplo un accidente.

"El perito aportado por la propia defensa, Rico Revuelta, afirmó que algunas altas autoridades conservaban la sangre congelada para casos de accidentes o atentados, pero sin tener constancia de ello, por lo que solo especuló". "El propio Eufemiano Fuentes dijo que aunque la sangre congelada puede tener otros usos, él solo la empleaba con fines deportivos".

  • Dijo que informaba a sus clientes sobre los riesgos de sus prácticas.

"Nunca se ha encontrado un consentimiento por escrito ni un solo permiso. Jorg Jaschke y Tyler Hamilton nunca firmaron nada. Los ciclistas que se trataron con Fuentes nunca fueron informados".

  • Las bolsas de sangre fueron dañadas por la Guardia Civil en el traslado tras su incautación.

"Las bolsas fueron trasladadas con nieve carbónica, que es el método adecuado. Las remitidas a Barcelona llegaron en buen estado y sin deterioro alguno, según declaró el director del laboratorio de la Ciudad Condal, Jordi Segura. También dijo Fuentes que la hemólisis, rotura de los glóbulos rojos que produce un cambio de color en la sangre de la bolsa, se notaba a simple vista, apreciación no compartida por Segura y otros testigos y peritos del juicio".

  • Dijo que nunca puso en peligro la salud de los deportistas.

"Los peritos han dicho que incumplir las normas entraña un riesgo, y el de la defensa aseguró que se incumplieron normas administrativas y médicas, por lo que sí hubo peligro". Sobre el uso de la máquina ACP 215 para tratar la sangre y la falta de material necesario, como el glicerol, la Abogada del Estado habló de "hecho escandaloso"."Merino Batres habló de reutilizar el glicerol, y Eufemiano de engañar a la máquina, lo que confirmó más tarde al hablar con Ignacio Labarta". "La máquina, bien usada y con el personal adecuado para controlarla, no supone ningún riesgo, pero engañarla y hacer trampas sí es un riesgo para la salud de los deportistas. Las conversaciones denotan que era un escándalo".

  • Que estas prácticas velan por la salud del deportista.

"Estas prácticas solo se justifican para aumentar el rendimiento de los deportistas y lo hacen manipulando el nivel de hematocrito según esté alto o bajo. Son técnicas dopantes prohibidas por la AMA, la UCI y el CSD". "Según el perito de la defensa de Eufemiano, las transfusiones son aconsejables en caso de patología, y dijo que paciente es sinónimo de enfermo. ¿Cuál era la enfermedad de estos deportistas? ¿Se velaba por su salud? Se hacía para hacer trampas en el deporte y elevar el rendimiento".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento