El defensa del Espanyol Javier Chica se incorporó ayer a los entrenamientos del equipo después de dos semanas de baja por una lesión muscular, que se produjo en el partido contra el Valencia. En principio, Chica podrá jugar el sábado contra el Mallorca si el técnico, Ernesto Valverde, lo considera oportuno. El lateral se ejercitó al mismo ritmo que sus compañeros. Por otro lado, Zabaleta pidió que el Espanyol «mantenga la humildad» para seguir aspirando a grandes objetivos en la Liga.