Laura Redondo
La española Laura Redondo compite en el lanzamiento de martillo femenino de los mundiales de atletismo que se celebran en el Estadio Nacional en Pekín. EFE / Franck Robichon

La participación de la selección española en el Campeonato del Mundo de Atletismo de Pekín 2015 no está siendo como se esperaba. Los malos resultados de la primera parte de la competición dejan al conjunto nacional en la vigésima posición en la clasificación general por puntos, gracias al oro que consiguió el pasado domingo Miguel Ángel López en 20 kilómetros marcha.

La quinta jornada, celebrada este miércoles, ha dejado a seis de los siete de los atletas que competían por España fuera de los campeonatos.

Yidiel Contreras, un cubano con nacionalidad española desde abril pasado, fue el único miembro del equipo que el miércoles salió airoso en su primer contacto con la competición. Por su parte, los tres fondistas del 5.000 -Alemayehu Bezabeh, Ilias Fifa y Jesús España-, la ochocentista Esther Guerrero, el saltador de triple Pablo Torrijos y la lanzadora de martillo Laura Redondo corrieron peor suerte: todos fueron eliminados.

El cuerpo no es una máquina perfecta, no he estado bien y ya estáNinguno de los tres del 5.000 sobrevivió a la primera criba. Alemayehu Bezabeh, de origen etíope y primer atleta de nacionalidad española que ha bajado de los 13 minutos (12:57.25), perdió posiciones al cumplirse el tercer km de la primera serie y terminó undécimo con 13:54.13, a casi un minuto de su mejor marca. Fifa aguantó hasta los últimos 500 metros, pero no pasó del decimotercero con 13:28.29. Luego fue descalificado por obstrucción y recalificado a resultas de una reclamación española que perseguía mantenerle esa marca, su mejor registro como español y Jesús España se entregó mediada la carrera (acabó decimosexto con 13:51.47), se calificó a sí mismo con un "suspenso" y sobre la carrera analizó que "el cuerpo no es una máquina perfecta, no he estado bien y ya está".

Bien distinta sensación tuvo la ochocentista gerundense Esther Guerrero. Llegó a Pekín repescada por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) con la peor marca de las participantes, pero disfrutó de la carrera —aseguró— y se va de Pekín eliminada en primera ronda pero "con buen sabor de boca". Aguantó con las mejores de su serie hasta el último 100 y acabó sexta con 2:02.64

El triplista castellonense Pablo Torrijos, subcampeón de Europa en pista cubierta, se quedó hoy sin el pase a la final de los Mundiales de Pekín 2015 tras saltar 16,32 metros y acabar décimo en su serie, un resultado que achacó a una posible desconcentración. "En el calentamiento me he dado un poco en el tobillo al final del foso y eso me ha desconcentrado psicológicamente, he ido a la competición pensando en el tobillo y luego no me ha dejado saltar", confesó el saltador al final de la serie.

Es mi primer mundial y he pagado la novatada

La barcelonesa Laura Redondo, plusmarquista española de martillo —junto con Berta Castells— con una marca de 69,59, achacó a sus errores técnicos sus deficientes registros en la calificación de los campeonatos del mundo, en la que ha sido eliminada con un mejor lanzamiento de 63,86. "Hacía bien los dos primeros tiros, pero en los dos siguientes la liaba parda, pero me voy con la lección aprendida. Hay que estar más tranquila, más concentrada en hacerlo como yo sé. Es mi primer Mundial y he pagado la novatada", declaró la barcelonesa.

Contreras, único español en pasar a semifinales

Yidiel Contreras, campeón de España y único vallista español presente en estos Mundiales, compitió en la primera serie de 110, a las 11.20 horas bajo un sol que picaba, con 27 grados y un 60 por ciento de humedad. A semifinales pasaban los 4 primeros y otros 4 por tiempos.

Su marca (13.35) era la cuarta entre los nueve contendientes y a ese rango se atuvo: terminó cuarto con 13.84. Este jueves regresará a la pista para disputar las semifinales.

Contreras es el único español que ha sobrevivido a la quinta jornada de competición.

Con estos resultados, la selección española se mantiene en un notable noveno puesto del medallero y en el vigésimo en la clasificación por puntos.

España obtuvo cinco finalistas en la edición anterior de los Mundiales (Moscú 2013) y el presidente de la Federación Española, José María Odriozola, nuevo tesorero de la IAAF, confiaba en tener cerca de diez en Pekín, pero la empresa se revela ya prácticamente imposible.