Isco
Isco (d) de España en un entrenamiento durante el Mundial de Rusia 2018. EFE

España aún no tiene asegurado su billete para los octavos de final, y por ello no debe haber ninguna confianza en el partido de este lunes ante Marruecos (20.00 horas), en el que los de Hierro buscarán además la primera plaza del Grupo B que pueda allanar el camino de la Roja hasta la final.

Hay dos combinaciones que la dejan fuera del Mundial. Si pierde ante los norteafricanos e Irán gana o empata ante Portugal –partido que se jugará a la misma hora– será el golaverage el que decida qué equipos pasan.

Marruecos ya está eliminada, pero ese es un dato que engaña. En los dos partidos que ha perdido, ha dejado una buena imagen y lo raro es que en su casillero haya cero puntos.Ante Irán fue superior, pero un gol en propia puerta en el último suspiro la condenó. Y ante los lusos, un gol de Cristiano y el desacierto ante la meta de Rui Patricio hizo que también cayera.

España llega al choque con más dudas que ante Irán. La pírrica victoria ante los persas llegó tras un partido de mucho dominio hispano, pero un juego nada brillante, y los de Queiroz llegaron a tener varias ocasiones para poder igualar.

En el estadio de Kaliningrado, la Roja debe imponer su calidad y no solo pasar a los octavos, sino también conseguir la primera plaza del grupo, para lo que debe obtener un resultado igual o mejor que el que logre Portugal ante los iranís.

Hierro saldrá previsiblemente con De Gea; Carvajal, Sergio Ramos, Piqué, Alba; Koke, Busquets; Silva, Iniesta, Isco; y Diego Costa. Por su parte, Marruecos parece que lo hará con Munir; Dirar, Benaita, Da Costa, Amrabat; Al Ahmadi, Ziyach, Belhanda, Boussoufa, Harit; y Boutaïeb.

Encuesta

¿A quién prefieres como rival de España en octavos?

Uruguay.
57,47 % (7080 votos)
Rusia.
42,53 % (5239 votos)