Mendilíbar: "El equipo tiene que calentar al pucelano para que anime"

Realista y tranquilo, aunque optimista, el entrenador del Valladolid José Luis Mendilíbar no quiere hablar de ascenso, aunque ha colocado a su equipo segundo en la tabla.
Mendilibar dirigió ayer su primer entrenamiento con el Valladolid.
Mendilibar dirigió ayer su primer entrenamiento con el Valladolid.
Al llegar dijo que optaban al ascenso con calma, ¡pero han pisado el acelerador!
Se podría decir (ríe); la racha es buena, como los resultados y el juego, pero de aquí a Navidad quedan cinco partidos, a ver qué pasa en ellos y tras el parón...

¿No hay que confiarse?

Cuando salgamos a jugar relajados, pensando que vamos a ganar sin correr o fácil, seguro que perdemos. La Segunda es muy igualada.

¿Aseguraría el ascenso?

No me mojo porque queda mucho. Además, en enero cambian las plantillas y suele haber revolcones, sorpresas...

Hace 50 años que el Valladolid no encadenaba cinco victorias seguidas en Liga, ¿les da seguridad?

Sí, estamos tranquilos, sobre todo defensivamente. Esa seguridad es buena, aunque lo importante es no confiarse.

¿Qué debe reforzar el equipo para seguir esta senda?

Mantener la intensidad de entrenamientos y creer en nuestras posibilidades.

Ha sabido salir bien de la mala racha de lesiones...

Con las de De la Cuesta, García Calvo y Rafa pensamos en fichar, pero adaptamos a Baraja a central y lo está haciendo bien, como Iván.

Su prioridad era la Liga, pero tal y como van en la Copa...

Hace ilusión. Estamos en octavos, quedan pocas eliminatorias y, con la confianza actual, jugaremos de tú a tú con el equipo que sea.

En septiembre levantó la polémica con su decisión de no sacar el balón cuando hubiera un jugador tendido, ¿se mantiene firme?

Cada partido, nuestro delegado se lo comenta al contrario y al árbitro, y siempre han estado de acuerdo. Hace 10 ó 15 años el árbitro cortaba el juego ante incidencias graves, y ahora, muchos sacan el balón cuando les beneficia.

¿Cómo está en Valladolid?

Muy a gusto, tranquilo... no hago mucha vida social, pero me gusta Pucela.

¿Echa de menos su tierra?

Voy mucho, porque mi familia está allí. Mis hijos se han hecho del Valladolid y creo que son los que más sufren y más alegrías se llevan.

¿Algo que le haya sorprendido de Pucela?

Me encanta el centro de Valladolid, aunque es problemático aparcar. Y en el terreno deportivo, creo que los aficionados son un poco fríos y que el equipo les tiene que calentar para que ellos animen... Pero es una impresión.

Bio

Nacido en Zaldibar (Vizcaya), en 1961, está casado y tiene tres hijos (de 22, 16 y 13 años). Jugó en el Bilbao B, el Logroñés, el Sestao y el Lemona, y ha sido entrenador del Arratia, Athletic (varias categorías), Vitoria, Lanzarote y Éibar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento