Francisco Ruiz, técnico oficial del Eldense, y los jugadores Michael Wayne Fernández y Nicolás Cháfer han accedido al Palacio de Justicia de Elda para declarar ante el juez tras la denuncia de amaño en el partido Barcelona B-Eldense que se jugó el sábado y acabó con el marcador de 12-0.

Los tres han sido puestos en libertad con cargos, no así el detenido Filippo Vito di Pierro, que en la práctica ejercía las tareas de entrenador del equipo, y el responsable del grupo inversor italiano que ha gestionado el Eldense en los últimos meses, Nobile Capuani.

Mientras Fran Ruiz era formalmente el entrenador de la plantilla, Cháfer y Maiky Fernández llegaron al club en el mercado de invierno, este último en calidad de cedido procedente del Valencia.

Los dos futbolistas han sido abucheados a su llegada por el público que se había congregado en las inmediaciones de la sede judicial de Elda.

Los dos futbolistas han sido abucheados a su llegada por el público que se había congregado en las inmediaciones de la sede judicial de Elda

Falta todavía por declarar ante el juez, Capuani en su condición de responsable del grupo inversor y su letrado, José Miguel Esquembre, espera que lo haga a lo largo del día.

La investigación comenzó con la denuncia pública del jugador Cheikh Saad, quien indicó que el partido fue amañado por cuatro jugadores de su equipo, en connivencia al menos con el entrenador.

La junta gestora del Eldense anunció el domingo la desvinculación del grupo inversor y la suspensión cautelar de la actividad deportiva del primer equipo, al tiempo que pidió que se investigara si el resultado del partido estuvo relacionado con las apuestas.

También ha anunciado que el partido del próximo domingo ante el Sabadell, lo disputarán junto a algunos futbolistas del primer equipo un buen número de jugadores procedentes de la cantera.