Dunga
Dunga, nuevo seleccionador de Brasil tras la salida de Luiz Felipe Scolari. EFE

Una semana después de que se confirmase la salida de Luiz Felipe Scolari, cimentada en la goleada frente a Alemania en las semifinales del Mundial (1-7), la selección brasileña de fútbol ya tiene nuevo técnico. Carlos Caetano Bledorn Verri, más conocido como Dunga, ha sido elegido este martes como sustituto de Scolari para el cargo. Dunga, que jugó tres mundiales como futbolista (Italia 1990, Estados Unidos 1994 y Francia 1998) y llegó a ejercer de capitán de la verdeamarelha, afrontará su segunda etapa en el cargo. El exjugador, de 50 años, ya dirigió Brasil entre 2006 y 2010 y fue despedido tras la eliminación en el Mundial de Sudáfrica.

Sé que tengo que mejorar el contacto con las personas, con los periodistas

El presidente de la CBF, José María Marín, destacó que Dunga fue capitán de la selección que ganó el Mundial de 1994 y dijo que tuvo "éxito" como entrenador en su primera etapa como seleccionador, que la comenzó sin ninguna experiencia previa y como relevo de Carlos Alberto Parreira. "Fue capitán de la selección, jugador de una selección campeona, mostró capacidad para dirigir la selección brasileña, fue demostrado a través de números, no sólo de palabras, que tiene todos los requisitos y capacidad para dirigir la selección brasileña", dijo.

Dunga afirmó en la misma rueda de prensa que no comienza el trabajo con "tierra arrasada" después de la goleada por 7-1 sufrida por Brasil ante Alemania en las semifinales del Mundial. El entrenador también dijo que él "difícilmente va a cambiar" su estilo de "ética, transparencia, compromiso y trabajo" aunque admitió que debe de mejorar su relación con la prensa, uno de sus problemas en la primera etapa con la selección.

Los entrenadores hoy organizan la defensa para ser capaces de atacar"Sé que tengo que mejorar el contacto con las personas, con los periodistas. Por ser oriundo del fútbol, en mi primera etapa me centré en el trabajo en el campo y ahí están los resultados", afirmó. Sobre sus objetivos en la selección, dijo que tiene como meta el Mundial de 2018 aunque subrayó que "en el camino" está la Copa América de 2015, en la que destacó el buen nivel de selecciones como Argentina, Uruguay, Colombia y Ecuador. Dunga, sin embargo, reveló que él no dirigirá a Brasil en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, una cita en la que estará al frente del equipo el actual director de las categorías juveniles, Alexandre Gallo.

"Estoy inmensamente feliz de volver. Tengo una idea general de lo que quiero. La afición me conoce y ellos saben que no voy a vender sueños. La realidad es que tenemos que trabajar duro", declaró Dunga a los medios de comunicación el día de su regreso. El entrenador de la pentacampeona mundial habló de la división de opiniones que suscita su llegada. "La afición está dolida. Necesito cuidar el apoyo del 20% que me apoyan y tratar de ganarme al 70% que no, con trabajo duro y dedicación", explicó. Para acabar, Dunga habló de cómo es el fútbol hoy en día. "Los entrenadores hoy organizan la defensa para ser capaces de atacar. Lo importante no es tener cuatro o cinco jugadores en la zona de delante, es ir hacia delante con cuatro o cinco jugadores. El fútbol hoy es total. Todos necesitan participar", finalizó.