Morientes, ausente. La inestabilidad deportiva del Valencia se trasladó por unas horas a la sesión del primer equipo, que preparó el partido contra el Murcia con una hora de trabajo a la que llegó media hora tarde el portugués Manuel Fernandes.

Rubén Baraja tuvo que retirarse antes de tiempo por culpa de un fuerte golpe en el muslo derecho. Tampoco pudo acabar Raúl Albiol, víctima de otro golpe que le obligó a realizar estiramientos. Sunny y Marchena también recibieron tratamiento médico, aunque pudieron regresar al trabajo con Koeman.

Morientes no pudo ejercitarse por una contusión en el tendón de Aquiles que le mantiene, al igual que Baraja, como duda.

Cambio de fechas

El Levante anunció que el partido de Copa del Rey contra el Valladolid del próximo miércoles se jugará finalmente a las 21.30 horas.