Drenthe
Drenthe, a su llegada a Alicante. EFE

Royston Drenthe, futbolista del Hércules, se reunió con el presidente de la entidad alicantina para hablar de los motivos por los que no se presentó a los últimos entrenamientos y, posteriormente, se dirigió al estadio Rico Pérez, donde accedió y salió por la puerta de servicio.

Drenthe regresó el lunes a Alicante, una semana después de que se hubiera tenido que incorporar a los entrenamientos de la plantilla del Hércules, tras las vacaciones navideñas.

El jugador holandés mantuvo a primera hora de la mañana una reunión con el presidente del Hércules, Valentín Botella, en las oficinas de la empresa Procumasa, del máximo dirigente herculano.

Tras el cónclave, del que salió sin mediar palabra, Drenthe acudió al estadio Rico Pérez donde, presumiblemente, se habría reunido con sus compañeros de la plantilla y el cuerpo técnico en las dependencias de la instalación.

El holandés accedió al estadio por la puerta de servicio, acompañado por varias personas de su entorno, y no por el acceso habitual que se utiliza para entrar a los vestuarios. Minutos más tarde, Drenthe abandonó el Rico Pérez sin hablar y también por la puerta de servicio.

Debe quedarse "sí o sí"

Nelson Haedo Valdez, delantero paraguayo del Hércules, defendió la continuidad en la plantilla de su compañero Royston Drenthe, pese a que el centrocampista holandés no se ha entrenado desde que el equipo retomara los entrenamientos, el 27 de diciembre, tras las vacaciones navideñas.

"A Roy (Drenthe) le respeto mucho como jugador y compañero. En primer lugar tengo que defender al compañero", comentó Valdez, quien añadió: "Todo el mundo sabe quién ha errado, aunque el club tampoco es tan inocente en este sentido".