Valentin Balajnichev
El ya expresidente de la Federación de Atletismo de Rusia Valentin Balajnichev, durante una rueda de prensa ante los medios de comunicación rusos en julio de 2012. CAPTURATV

El presidente de la Federación Rusa de Atletismo (FRA), Valentin Balajnichev, presentó este martes su dimisión tras los escándalos de dopaje que han sacudido en los últimos tiempos los cimientos del atletismo ruso.

Mi renuncia responde a una serie de motivos. Entre ellos, por respeto a la federación y a mí mismo

"Mi renuncia responde a una serie de motivos. Entre ellos, por respeto a la federación y a mí mismo", dijo Balájnichev en rueda de prensa. Balájnichev, quien será sustituido por su vicepresidente, Vadim Zelichenok, defendió su postura contra el dopaje desde que asumiera la jefatura de la FRA en 1991, año de la desintegración de la Unión Soviética.

El ya exmandatario destacó que la salud del atletismo ruso es buena, que las instalaciones son de primer nivel y que el objetivo con vistas a los Río de Janeiro es colgarse 6 medallas de oro. Además, adelantó que las elecciones presidenciales de la FRA tendrán lugar tras los Juegos Olímpicos.

El ministro de Deportes, Vitali Mutko, quien habría criticado duramente a Balajnichev por no luchar con firmeza contra el dopaje, consideró en su momento "absolutamente acertada" la anunciada renuncia del zar del atletismo ruso.

En las últimas semanas la Agencia Antidopaje Rusa (RUSADA) ha suspendido por dopaje, entre otros, a cuatro oros olímpicos: tres campeones en marcha -Olga Kanishkina, Serguéi Kirdiapkin y Valeri Borchin- y la campeona de 3.000 metros obstáculos en Londres (2012), Yulia Zaripova.

En noviembre pasado ya había sido descalificado Victor Kolesnikov, director de la escuela de marcha de Saransk (Mordovia), considerada la catedral mundial de esa disciplina atlética.

Kolesnikov fue apartado después de que fuera suspendida la última sensación de la marcha rusa, Yelena Lashmanova, -oro en Londres y campeona mundial en Moscú en 2013- tras dar positivo en un control fuera de competición.