Abandono
Momento en el que Fernando Alonso abandona en Sochi. Movistar

El piloto español Fernando Alonso (McLaren) ha abandonado el Gran Premio de Rusia de Fórmula 1, cuarta cita del Mundial, tras comunicar problemas por radio en la vuelta de formación y quedarse parado a la entrada del 'pit lane', antes de comenzar a disputar la carrera y durante la vuelta de formación.

El monoplaza del asturiano volvió a mostrar problemas de fiabilidad, quedándose tirado incluso antes de comenzar la cita en el circuito de Sochi. A lo largo de la vuelta de formación, el español comunicó por radio que tenía problemas con el 'display' del estado de la batería de su motor que se encuentra en el volante, dentro del 'cockpit'.

El percance de Alonso originó que se abortase la salida del Gran Premio, forzando una nueva vuelta de formación y que la carrera se disputara con una vuelta menos (52) de las que estaban estipuladas al principio. El asturiano sigue, de esta forma, sin poder puntuar en la presente temporada tras abandonar en Australia, China y Baréin.

Ya el sábado, Alonso se quejó de las pocas prestaciones de su coche en las rectas: "Es increíble", dijo por radio.

"Me tomaré un helado"

Tras unos minutos, Alonso se dirigió a los medios de comunicación para dar explicaciones. Desveló que nada más empezar la vuelta de reconocimiento vio que el coche no tenía la potencia normal, aunque afirmó que habrá que esperar para saber el verdadero motivo del fallo mecánico.

Preguntado por qué iba a hacer, Alonso dijo que "he intentado mirar si había algún vuelo antes para irme, pero no había. Así que me tomaré un helado y veré la carrera".