El presidente del Sevilla, José María del Nido, está exultante tras la goleada al Zaragoza (5-0) porque su equipo va quinto y está convencido de que si se meten en Champions será muy difícil bajarles de ahí. Van "como un obús" ha apuntado.

"Tenemos la oportunidad real de meternos en puestos Champions este fin de semana. Una vez en esa posición, el que tiene que temblar es el tercero", avisó el dirigente, quien sin embargo advirtió que el próximo rival del Sevilla, el Deportivo, "viene al alza".

Del Nido dijo que "al equipo y al entrenador había que darle el tiempo suficiente después de lo acontecido" y que el nivel de juego actual del Sevilla "es el que se esperaba", tras haber sumado trece de los últimos quince puntos ligueros en juego.

Del Nido indicó que está convencido de que Manolo Jiménez "va a ser entrenador del Sevilla por muchos años", si bien recordó que "en fútbol, son los resultados los que abren o cierran los debates" y negó que sus críticas al equipo tras perder contra el Fenerbahçe fueran extensibles al técnico, y explicó que sentía "el mismo disgusto que tenía todo grupo, porque ese partido nunca se debió ir".