Del Bosque
Vicente del Bosque, en su último partido como seleccionador español, en la Eurocopa de Francia 2016. EFE

Vicente del Bosque, ex seleccionador nacional de fútbol, ha recibido este viernes por la tarde el galardón al Deportista ejemplar en la I edición de los premios Laurbær Deporte y Vida Sana, acto que ha aprovechado para mostrar su alegría con la actuación del equipo nacional, que ahora dirige Julen Lopetegui y que, señala, "ha recuperado el espíritu deportivo que tanto necesitaba".

"No me he encontrado extraño tras dejar el cargo de seleccionador, no soy muy nostálgico y he seguido con mi rutina habitual, salvo por el hecho de no acudir a las concentraciones. He visto dos partidos magníficos de la Selección, han recuperado el espíritu competitivo; se trata de muy buenos jugadores y están en muy buenas manos", ha comentado Del Bosque.

El entrenador, que ha sido reconocido por "contribuir de forma activa a la estimulación de los valores de una vida sana", recoge así un nuevo premio por su "trayectoria intachable", experiencia de la que extrae la necesidad de educar a los más jóvenes en la "aceptación de la derrota".

"El cómo es importante, tanto para ganar como para perder, hace falta educación y saber admitir la derrota, que siempre es algo complejo de entender.

Tenemos la obligación de enseñar a los jóvenes que estas llegan y que hay que afrontarlas", ha explicado el salmantino, que ha compartido confidencias con los más pequeños en un colegio ovetense antes de recoger el premio.