Ricky Rubio
Ricky Rubio, asistiendo. EFE

El base español José Manuel Calderón debutó con su nuevo equipo de los Pistons de Detroit y no pudo evitar la derrota por 99-85 ante los Knicks de Nueva York, en su visita al Madison Square Garden.

Aunque Calderón, que ya solucionó todos los problemas de visa en Estados Unidos, salió de titular y fue el líder encestador de los Pistons al conseguir 15 puntos, el equipo de Detroit volvió a hacer un juego mediocre y perdedor ante un rival muy superior como son los Knicks.

La aportación de Calderón no pudo contrarrestar los 27 puntos y siete rebotes del alero Carmelo Anthony

Calderón, que la pasada semana fue traspasado por los Raptors de Toronto a los Grizzlies de Memphis y estos lo enviaron a los Pistons, no hizo que cambiase la inercia perdedora de los Pistons (18-31), que sufrieron la segunda derrota consecutiva y la séptima en los últimos 11 partidos disputados.

El base de Villanueva de la Serena jugó 27 minutos en los que anotó 7 de 12 tiros de campo, incluido un triple en cuatro intentos, repartió tres asistencias y capturó un rebote.

Una aportación que no pudo contrarrestar los 27 puntos y siete rebotes del alero Carmelo Anthony, que fue el máximo encestador de los Knicks (38-15), que siguen líderes de la División Atlántico.

El partido se rompió a favor de los Knicks ya desde el primer cuarto al conseguir un parcial de 28-13 y la ventaja la incrementaron al descanso hasta los 21 puntos (57-36).

Ficha técnica:

99 - New York Knicks (28+29+19+23): Felton (4), Kidd (3), Chandler (8), Shumpert (8), Anthony (27) -cinco inicial-, Stoudemire (20), Coopeland (4), Brewer (-), Novak (6), Prigioni (3), Smith (16) y White (-).

85 - Detroit Pistons (13+23+22+27): Calderón (15), Knight (5), Monroe (13), Singler (5), Maxiell (2)  -cinco inicial-, Villanueva (6), Jerebko (8), Drummond (2), Kravtsov (2), Bynum (13), Stuckey (14) y English (-).

Derrota de Ricky ante Claver

El ala-pívot LaMarcus Aldridge surgió como el líder y salvador de los Trail Blazers de Portland que se impusieron a domicilio por 98-100 ante los Timberwolves de Minnesota, que tuvieron al base español Ricky Rubio como gran figura en el intento de remontada, que al final no completó.

Rubio, que jugó 33 minutos, el mayor número de minutos en lo que va de temporada desde que regresó de su grave lesión de ligamentos de la rodilla izquierda, se encargó de dar 10 pases de anotación en el cuarto periodo y los Timberwolves con solo 21 segundos para concluir el partido Cunningham, con asistencia del base español, anotó el parcial de 98-99.

El jugador de El Masnou estableció la mejor marca de su carrera en asistencias para un solo periodo y las 14 con la que concluyó el partido le permitieron también el récord global como profesional.

Rubio aportó un doble-doble al conseguir 15 puntos, que también fue su mejor marca de la temporada, tras anotar 4 de 9 tiros de campo y 7 de 8 desde la línea de personal, capturó dos rebotes, recuperó un balón y lo perdió cuatro veces.

El jugador español hizo posible que los Timberwolves se mantuviesen en el partido al liderar el ataque, y por segunda vez en los 20 partidos que lleva disputados esta temporada, consiguió números de dos dígitos.

Sin la limitación ya de minutos para jugar, Rubio en los últimos cinco partidos disputados ha conseguido un promedio de 11,2 puntos y un 46,3 por ciento de acierto en los tiros de campo.

El alero novato español Víctor Claver jugó 17 minutos como reserva y aportó dos puntos después de anotar 1 de 2 tiros de campo, falló un intento de triple, capturó tres rebotes, dio dos asistencias y fue el único jugador de los Trail Blazers junto con Will Barton que no perdieron ningún balón.