Maikel Melero (izda.) y Dany Torres
Los pilotos de motocross freestyle Maikel Melero (izda.) y Dany Torres lucharán por el triunfo en el Red Bull X Fighters de Madrid. JORGE PARÍS

El sevillano Dany Torres, campeón del mundo en 2011, y el albaceteño Maikel Melero, semifinalista en la edición de 2013, serán este viernes 27 de junio los dos representantes españoles en el Red Bull X Fighters de Madrid, el evento de motocross freestyle más importante y espectacular que se celebra en España en la plaza de toros de Las Ventas y que se podrá seguir en directo en streaming en 20minutos. Antes de salir al ruedo, los dos pilotos españoles contestan sin cortar gas.

¿Qué cualidad le robaría a su rival?
Maikel Melero: La facilidad que tiene Dany para hacer un truco. Lo prueba y, en pocos minutos, lo consigue clavar.
Dany Torres: Las ganas y el empeño de seguir progresando.

Una vez me bebí un chupito de gasolina y estuve 4 días con diarrea¿El público de Las Ventas es el más ruidoso de todo el Red Bull X Fighters?
M. M: Sí, tanto para nosotros, como españoles, como para los pilotos extranajeros. Ellos lo destacan siempre.
D. T: Se siente muchísimo en la pista, pero también antes y después del evento.

¿Algún amuleto, manía o superstición antes o durante la competición?
D. T: No soy superticioso, pero si veo una escalera no paso por debajo de ella o no me cruzo con los gatos negros.
M. M: Nada de nada.

¿Cuál es el salto más largo y más alto que han dado?
D. T: El más largo que hice fue el año pasado: volé 50 metros. Hacia arriba como unos 10 metros.
M. M: En rampas elevadas podemos llegar hasta los 15 metros.

De pequeño, dormía al lado
o debajo de la moto

¿Duele más el orgullo o el cuerpo en una caída?
D. T: Depende de la ocasión y del daño que te hagas.
M. M: Estoy de acuerdo con Dany.

¿Han dormido alguna vez con su moto?
M. M: Cuando era pequeño e iba las carreras de motocross con mis padres en la furgoneta, siempre me volvía de vuelta en la parte de atrás durmiendo en un colchón al lado o debajo de la moto.
D. T: Igual. Incluso, a veces no he dormido y he pasado muchas horas al lado de la moto.

¿Le han puesto nombre?
M.M: Yo, personalmente, no.
D.T: Tampoco, pero creo que se merecen que las bauticemos.

¿Cuánto cuesta su moto?
M. M: Las motos nuevas de 2 tiempos, unos 6.000-6.500 euros. Las de cuatro, 1.000-1.500 euros más.
D. T: A eso hay que añadirle lo que cambiamos todos: suspensiones, manillar y un escape. En total, las 350 cc serían unos 8.000 euros y algo.

Cuando tienes hijos, arriesgas
lo mismo, pero sientes más la responsabilidad

¿Por qué no hay ninguna chica en freestyle?
M. M: En España ha habido alguna, pero ya no. Es un poco más complicado para ellas por la fuerza física que se requiere para mover la moto.
D. T: Da igual que seas chico o chico. Lo que hay que hacer es entrenar con mucha ilusión.

¿Se liga mucho siendo piloto?
M. M: Pienso que no porque una cosa es vernos en la plaza con las motos y otra vernos cara a cara. No somos tan conocidos como los jugadores de fútbol.
D. T: Sí y no. A lo mejor te facilia un poco más, pero no creo que mucho.

¿Les gusta el olor a gasolina?
D. T: Sí y una vez me bebí un chupito. Estuve cuatro días con diarrea.
M. M: A mí me gusta más el olor de la moto recién arrancada.

¿Un motero nace o se hace?
D. T: Es mejor nacer que hacerse. Cuesta menos.
M. M: Yo pienso que se nace.

¿Cómo se podrían evitar las muertes de moteros en carretera?
D. T: Mayor seguridad tanto en las carreteras como en los conductores.
M. M: Lo primero y más importante, mejorar las infraestructuras.

Para evitar las muertes en carretera, deben mejorarse las infraestructuras

¿Van en moto en su vida diaria?
D. T: Sí. En una Yamaha T-Max. Es muy cómoda.
M.M: Moto de calle no tengo. Solo de competición.

¿Cuándo se es padre se arriesga un poco menos?
D.T. -tiene dos hijos-: Arriesgas lo mismo, pero sí sientes más responsabilidad.
M.M: No tengo, pero no creo que dejaría de arriesgar.

¿A qué le tienen miedo?
M. M: Al freestyle no le puedes tener miedo porque, si no, no podríamos hacer lo que hacemos.
D. T: Yo a tirarme en paracaídas. Nunca lo haría.

¿Piensan en la posibilidad de la muerte?
D. T: Prefiero tener la mente limpia y centrada en lo que tengo que hacer. Si pensamos en cosas malas, todo va mal.
M. M: Pienso igual que Dany.

¿Cuándo se hace uno viejo para esto?
D. T: Con 33 o por ahí, supongo, cuando la gente joven viene con mucha fuerza por detrás.
M. M: El gran problema es mantener la motivación y los más jóvenes traen mucha.