Daniel Ricciardo
Daniel Ricciardo celebra su victoria en el GP de China de Fórmula 1. Red Bull Content Pool

Daniel Ricciardo fue operado del labio debido a una infección después del Gran Premio de China de Fórmula 1, en el que se impuso contra todo pronóstico. Curiosamente, el piloto australiano celebró el triunfo bebiendo champán, como es tradicional en el podio, aunque de una forma bastante menos habitual: usando uno de sus zapatos como recipiente. Una tradición de su país conocida como 'shoey'.

El piloto, de todos modos, asegura que la infección se produjo en la anterior carrera, en Bahréin: "Me lo mordí y debió de infectarse o algo, porque me lo he seguido mordiendo y mordiendo".

La leve intervención quirúrgica ha tenido lugar en Londres a pocos días del Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1, que se disputará el próximo fin de semana y en el que Ricciardo se alzó con el triunfo la pasada temporada.