El Málaga-Betis, que acabó con victoria de los locales por 3-2, registró una imagen escalofriante, cuando a los diez minutos del segundo tiempo, el central polaco del Betis Damien Perquis recibió un cabezazo en el salto con el malaguista Fabrice.

El futbolista, nacido en Francia, se desplomó inconsciente sobre el césped y su estado alarmó a sus compañeros.

El golpe le produjo una conmoción cerebral con pérdida de conscienciaSegún ha confirmado el club bético en su página web oficial, el zaguero polaco sufrió un traumatismo craneoencefálico que le produjo una conmoción cerebral con pérdida de consciencia.

En el comunicado del club se informa de que "una vez estabilizado el jugador" en el hospital se apreció la "doble fractura de mandíbula".  "Actualmente, Perquis está consciente y será traslado al Hospital Fremap de Sevilla, donde el lunes será valorado por un cirujano maxilofacial", termina.

Ovación en el campo

Perquis tuvo que ser evacuado del campo en ambulancia y llevado a un hospital de la ciudad malagueña. El público, expectante por lo ocurrido, le tributó una ovación al jugador del Betis cuando lo retiraron.

El jugador, que ingresó inconsciente pero luego recuperó el sentido, pasó la noche en observación en la clínica.