"Es impotencia porque no tenemos ningún informe clave ni nada, porque no nos hemos estrenado. Si nos estrenamos en Tokyo 2020 y hay un informe que dice: 'Oye, no hay público, mal', pues ya está, tenemos la excusa para irnos. Pero en este caso es algo muy raro, no sé si hay alguien por detrás a quien no gusta o hay miedo, entonces como no tenemos esas respuestas estamos peleando para que nos den la razón", confesó Damián Quintero en una entrevista a Europa Press.

A pesar de todavía no haberse estrenado en unos Juegos y de no compartir la decisión de París 2024, el de Málaga sí cree que se le puede dar la vuelta a la situación porque "Francia es una potencia" con "grandes campeones del Mundo".

"Es ilógico que estando tus juegos en tu país, en París, teniendo opción de medallas no lo hagan. Fíjate en Japón, el kárate quizá entró porque tienen muchas opciones de medalla. Pero bueno, hay que esperar a que decida el presidente esta semana con el comité ejecutivo del COI, sino estaremos dando fuerza hasta la decisión final, que será en diciembre", matizó Quintero.

"Si el 'breakdance' está ahí será porque es un deporte, con todos mis respetos. Ellos han hecho su propuesta, el comité organizador la ha aceptado y ellos han hecho su trabajo, y por lo visto lo han hecho bien. Nosotros tenemos que preocuparnos de lo nuestro y ya está. No creo que haya que pensar en ellos para que lo excluyan y poder entrar nosotros, sino hacer nuestro trabajo para nosotros entrar", comentó sobre la entrada del 'breakdance' como deporte olímpico en un giro del COI hacia lo urbano.

Aunque en los últimos meses se haya comparado el kárate con el 'breakdance' o la escalada, el Quintero no se siente "menos valorado". "Creo que simplemente tenemos que fijarnos en nuestro trabajo y respetar a esos competidores entre comillas, que son los que quieren entrar, pero yo creo que hay sitio para todos. En los Juegos Olímpicos hay ciertos requisitos que tenemos que cumplir y todos los cumplimos, a partir de ahí, que acepten la propuesta y la acepte también el COI", aseguró.

La decisión del comité organizador de París 2024 de no contar con el kárate, que se estrenará en unos Juegos Olímpicos en Tokyo 2020, ha provocado que en la selección nacional estén "un poco dolidos y sorprendidos", aunque Quintero cree que ahora, darle la vuelta a la decisión es "más trabajo de los políticos". "Nosotros apoyamos todas las campañas que haya que apoyar, pero ahora estamos con la mente puesta en lo primero que es este Europeo y sobre todo la clasificación de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio", dijo.

"Siempre competir en España es especial, ante tu público, hay una presión añadida, pero nosotros la convertimos en motivación y espero que sea todo positivo, para que nos den esa fuera el jueves para pasar eliminatorias y llegar a la final y después el sábado y el domingo, si Dios quiere, estaremos peleando por la final", analizó sobre el próximo Europeo, que se celebrará en Guadalajara del 28 al 31 de marzo.

El karateca número dos del ranking mundial está "bien mentalmente", aunque "siempre" se llega "tocado" a estas citas porque "hay dolores por todos lados". "El trabajo que hemos realizado desde enero, con torneos a nivel internacional a priori más duros que el Europeo, porque es circuito mundial y hay mucha más participación, han sido buenos, con resultados positivos, aunque hayan sido tres platas, pero bueno, son tres finales", explicó su preparación para este campeonato.

"He estado probando con el entrenador catas nuevas y estoy preparado y contento, ahora simplemente hay que sacar el trabajo realizado durante estos meses en el tatami el jueves para disfrutarlo", señaló respecto a nuevas formas de conseguir medallas entrenadas en los últimos meses.

Por último, el nacido en Buenos Aires pero criado en Málaga agradece que Japón no esté en el campeonato, porque sus tres últimas platas han sido "contra tres japoneses". "A priori todo tiene que ir más rodado, pero no hay que vender la piel del oso antes de cazarla. Hay grandes rivales en Europa como Mattia Busato o los turcos, y al final tengo que estar centrado en mi tatami y salir al cien por cien, como siempre hago", concluyó.