¿Un futuro amateur para el fútbol sala?

  • En España es un deporte donde somos subcampeones del mundo.
  • La crisis del ladrillo agrava más si cabe la precariedad económica.
  • Muchos clubes pierden a sus patrocinadores, que son inmobiliarias.
Javi Rodríguez, el capitán de la selección española de fútbol sala celebra un tanto en el Mundial de Brasil. (EFE)
Javi Rodríguez, el capitán de la selección española de fútbol sala celebra un tanto en el Mundial de Brasil. (EFE)
EFE

Retumban aún los ecos del gran partido de la selección española de fútbol sala en la final del mundial ante Brasil, donde el combinado nacional cayó en la tanda de penaltis, y este fin de semana vuelven a sonar los murmullos sobre el incierto futuro de este deporte en nuestro país debido a la crisis económica.

La pregunta es obvia: ¿Hay crisis en el fútbol sala español? "La situación económica es muy mala. Los clubes viven momentos difíciles y existe un duopolio (Inter Movistar y ElPozo Murcia) claro de clubes cuyo presupuesto está por encima de los tres millones de euros. Los demás son simplemente equipos de barrio que igual manejan 600.000 euros de presupuesto. De aquí a diciembre habrá que aprobar los presupuestos y tendremos más noticias", asegura una fuente muy cercana a la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) a 20minutos.

El principal problema es la falta de dinero. Los clubes andan bastante escasos de financiación "debido al abandono de los patrocinadores, que han hecho caer como naipes a muchos equipos".

El ladrillo como agravante

PSG, Armiñana, Polaris World y Fadesa, empresas relacionadas con un sector inmobiliario que cae en picado, han dejado en la estacada a muchos equipos al retirarles el patrocinio. "Los clubes que carecen de masa social se sustentan casi en exclusiva con ese dinero. Tras el derrumbe de la construcción y de los sectores afines al ladrillo esos equipos casi han desaparecido". ¿Existe alguna solución? "El futuro del fútbol sala en España pasa por una competición que sea amateur".

"Falta el empujón de los grandes"

Ese es el sentir de algunos jugadores profesionales, tal y como asegura Carlos Retamar, jugador del Millenium Pinto. "Se nos exige ser profesionales, ir a entrenar, pero tras firmar contratos de tres y cuatro años, a los dos días te declaran transferible". La situación es peligrosa y la solución podría llegar con la publicidad que generarían los grandes de España.

«Necesitaríamos el empujón de alguno como el Real Madrid», indica Retamar, con el fin de que este deporte no pierda en España el prestigio y el nivel adquirido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento