Saul Craviotto enseña sus medallas a la llegada a España
Saul Craviotto enseña sus medallas a la llegada a España EUROPA PRESS

"Si decido continuar será porque sé que puedo conseguir una medalla. Si hay dudas o que va a ser difícil conseguirla seguramente cuelgue la pala. Pensar en cuatro años se me hace cuesta arriba pero soy joven y todos quieren que vaya a Tokio, si siento el apoyo y motivación seguramente será así", aseguró a los medios a su llegada al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Para el de Lleida, el proyecto a corto plazo es "ir de vacaciones, desconectar un poco y descansar". "Luego me sentaré con el entrenador dentro de un par de meses o tres y veremos el proyecto que se nos viene encima, muy duro, porque aguantar cuatro años de cabeza es complicado pero soy joven y tenemos cuerda para rato", reconoció.

Y es que a él los dos metales en Río le han dejado una "felicidad inmensa" que quisiera repetir. "He trabajado mucho para tenerlas y las he conseguido gracias a mucha gente. Son muchos años de sacrificio que la gente no ve, muchísimo sufrimiento, y es una pasada", matizó al respecto.

"Esperemos que esto contribuya a que tenga un 'pelín' más de difusión, ahora bajará porque vivimos en un país donde el fútbol es el rey pero esto ayuda a que haya más base, más niños que quieren practicarlo", comentó sobre el piragüismo, uno de los deportes donde más medallas ha logrado España a lo largo de los Juegos Olímpicos, con dieciseis.

Además, aseguró estar encantado de haber compartido el oro en K2-200 con Cristian Toro. "Estoy muy feliz de haber compartido este triunfo con él, es un chaval con un futuro increíble, súpernoble y buena gente y un deportista diez", señaló.

Y, de nuevo, aseguró seguir estando "en una nube". "Ahora mismo estoy super feliz por lo que hemos conseguido, que todavía no me lo creo porque no contaba con dos medallas. Ha sido un regalo increíble", manifestó.