El Corinthians gana invicto la primera Libertadores de su historia
El jugador de Corinthians Alessandro (c) levanta el trofeo de campeón tras la victoria del equipo ante Boca Juniors el miércoles 4 de julio de 2012, en el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América en el estadio de Pacaembú de Sao Paulo (Brasil). EFE/Antonio Lacerda

El Corinthians se alzó este miércoles con su primera Copa Libertadores al ganar al Boca Juniors por 2-0 en una final intensa, en la que la explosión de Emerson dio este título codiciado desde hace cinco décadas a uno de los equipos más grandes de Brasil.

Emerson, a sus 33 años, decidió la 53 edición de la Libertadores en dos jugadas en la segunda parte, un tiro a bocajarro en una jugada a balón parado, y en una espectacular arrancada después de robar el balón en el centro del campo.

Los dos goles elevaron a la gloria a un Corinthians aguerrido, que llevó la voz cantante, jugó un partido inteligente y anuló a Juan Román Riquelme, creativo del equipo argentino que había sido determinante la semana pasada en el partido de ida, que se saldó con empate a 1-1.

El Corinthians fue campeón invicto con la receta que ha seguido toda la campaña en la Libertadores, una defensa firme, que ha recibido solo cuatro goles en 14 partidos, orden en la medular y un contraataque vertiginoso, con el que hoy desmanteló a un Boca Juniors que pecó de falta de ambición y nunca creó problemas a los brasileños.

El equipo paulista intentaba hacer daño al conjunto bonaerense en los primeros minutos usando principalmente el desborde en velocidad y los centros al área de Jorge Henrique desde la derecha o los cruces de Emerson desde la izquierda.

La tibieza se rompió en el segundo tiempo

El técnico Julio César Falcioni pretendía, en cambio, bajar las revoluciones al juego, con un toque más lento, estudiado y que, por lo general, tendía a inclinar el timón hacia los dominios de Pablo Mouche, con el objetivo de ganar la espalda a la defensa en línea de los brasileños.

La fuerte presión que el Corinthians ejercía en cancha contraria hizo al Boca pasar apuros en algunos momentos de la primera parte, pero los hombres de Tite, aunque maniataron a sus rivales, les faltó la chispa necesaria para desequilibrar.

Alex fue el autor de los únicos dos tiros a puerta antes del descanso, ambos desde fuera del área y sin demasiado peligro, aunque sí pusieron a prueba la atención de Agustín Orión, primero, y luego del uruguayo Sebastián Sosa, que ingresó a la media hora cuando se lesionó el portero titular xeneize.

La tibieza de la primera parte se disipó de un plumazo tras el descanso, cuando el Corinthians abrió el marcador en una jugada a balón parado, en la que Emerson fusiló la portería aprovechando el desconcierto de la zaga argentina y una providencial asistencia de tacón de Jorge Henrique.

Al Boca el gol no le sirvió para reaccionar, la transición entre la defensa y el ataque no funcionaba como era de esperar, con Riquelme vigilado siempre muy de cerca por la pareja de delanteros del Corinthians, Ralf y Paulinho.

El equipo porteño se acercó al gol en una jugada a balón parado, en la que un testarazo de Mouche que atajó el portero Cassio con unos reflejos primorosos.

Pero, a continuación, Emerson mató el partido con el segundo tanto, después de robarle la pelota a Schiavi en el centro del campo y cabalgar en solitario para superar con un tiro cruzado al guardameta Sosa en el mano a mano.

El conjunto brasileño, especialista en controlar el juego y en defender, le bastó con aplicarse atrás para controlar los últimos intentos del Boca.

- Ficha técnica:

2. Corinthians:  Cassio; Alessandro, Chicão, Leandro Castán, Fabio Santos; Ralf, Paulinho, Danilo, Alex (m.87, Douglas); Jorge Henrique (m.90, Wallace) y Emerson (m.90, Liedson). Entrenador: Tite.

0. Boca Juniors:  Agustín Orión (m.32, Sebastián Sosa); Franco Sosa, Rolando Schiavi, Matías Caruzzo, Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma (m.65, Darío Cvitanich), Leandro Somoza, Walter Erviti; Juan Román Riquelme; Pablo Mouche (m.81, Viatri) y Santiago Silva. Entrenador: Julio César Falcioni.

Goles: 1-0, m.53: Emerson. 2-0, m.71: Emerson.

Árbitro: Wilmar Roldán (COL) amonestó a Chicão (m.4), Jorge Henrique (m.57) y Leandro Castán (m.70) del Corinthians; Mouche (m.4), Santiago Silva (m.44), Schiavi (m.51) y Caruzzo (m.55) del Boca.

Incidencias: Partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores, jugado en el estadio Pacaembú de Sao Paulo, ante 40.186 espectadores, entre ellos unos 2.500 argentinos.