Alberto Contador
Alberto Contador durante la crono. (Reuters)

La contrarreloj individual entre Pesaro y Urbino ha dado suculentos beneficios a Alberto Contador (Astana) en la décima etapa, donde hizo el segundo mejor tiempo, a ocho segundos tan solo de Marzio Bruseghin (Lampre). El líder sigue siendo Giovanni Visconti (Quick Step) y el español está a 6:59.

Se lució contador. Bruseghin marcó un tiempo de 56:41 minutos, a una media de 41,705 kms/hora y sólo aventajó en 8 segundos a Contador.

El actual campeón del Tour brilló por encima del resto de favoritos. Sacó 20 segundos al alemán Andreas Kloden (Astana) y 36 al italiano Marco Pinotti (High Road). El ruso Denis Menchov perdió 46 segundos y Danilo di Luca y Riccardo Riccó más de dos minutos.

Salvó el tipo Gilberto Simoni, a 54 segundos del madrileño, quien ya es la gran referencia entre los favoritos con la montaña a la vista.

Giovanni Visconti mantuvo el liderato al entrar a 1:05 del ganador. Alberto Contador pasa al cuarto puesto de la general a 6.59 del líder. Es cierta ventaja, pero ya está en el grupo de candidatos a la maglia rosa y ha dado un golpe a sus rivales. En muy poco tiempo ha recuperado su forma.

Contador, perjudicado por la lluvia en los últimos kilómetros, se enfrentó al duro recorrido con una pequeña fisura en el escafoides que, visto su rendimiento, no supuso demasiado lastre para el vencedor del Tour.

Mañana 11ª etapa entre Urbania y Cesena, de 193 kilómetros y perfil de media montaña. Y todavía quedarán 10 etapas más.