Tyrese Rice
 El base estadounidense del FC Barcelona Lassa, Tyrese Rice (delante), marcado por el alero sueco del Real Madrid, Jefferey Taylor. EFE

Se ha convertido ya en una peligrosa costumbre que, en cada arranque de la ACB, sean más destacadas las bajas que las altas. Pero esta temporada el drama es aún mayor si cabe. El aumento del límite salarial en la NBA ha hecho que las ofertas llegadas desde Estados Unidos sean imposibles de igualar, o siquiera acercarse, para los equipos españoles, que ven cómo muchos de sus mejores jugadores cruzan el Atlántico atraídos por un jugoso contrato aunque no tengan garantías de tener un rol importante.

Así, hasta cuatro españoles dejaron este verano la Liga Endesa para jugar en la liga norteamericana. Sergio Rodríguez, uno de los referentes de la competición, se lleva su magia a Philadelphia 76ers con la esperanza de tener un papel importante en un equipo en plena reconstrucción, mientras que tanto para Alex Abrines (Thunder) como para los hermanos Hernangómez (Willy a los Knicks, Juancho a los Nuggets) la temporada es una incógnita. Su rol, posiblemente, residual.

Los casos de los españoles no son los únicos. La NBA deja a Unicaja sin Domantas Sabonis y Mindaugas Kuzminskas, al Valencia Basket sin Justin Hamilton, al Barça sin Tomas Satoransky, al Baskonia sin David Bertans, al Real Madrid sin Maurice Ndour, a UCAM Murcia sin Yanick Moreira y al Gipuzkoa Basket (en LEB Oro, eso sí) sin Travis Wear.

Llegan a la ACB nombres atractivos, eso sí. Será interesante ver qué puede ofrecer en Vitoria todo un número 1 del draft como Andrea Bargnani, han llegado bases espectaculares como Bo McCalebb y Tyrese Rice, y Anthony Randolph otorgará al Madrid un poderío interior impresionante.

Real Madrid y Barcelona son, sin discusión, los grandes favoritos, tanto por la calidad de sus jugadores como por la profundidad de sus plantillas, pero lo sucedido en la Supercopa, con la más que sorprendente victoria del Gran Canaria, abre la esperanza para otros equipos con plantillas interesantes como el Baskonia, que la temporada pasada jugó nada menos que la Final Four de la Euroliga pero que habrá que ver cómo se recicla sin Bourousis y Darius Adams, Valencia Basket, que completó el año pasado una gran temporada, Unicaja, que tratará de reaccionar tras su mala temporada pasada, o el remozado Real Betis Energía Plus de Sevilla. Sin olvidar las habituales sorpresas, como UCAM Murcia o Fuenlabrada la temporada pasada. El espectáculo empieza este mismo viernes con un partidazo entre Real Madrid y Unicaja (20 horas).

Bajas destacadas

Sergio Rodriguez: Una de las grandes estrellas de la ACB en los últimos años, ha decidido volver a probar fortuna en la NBA seis temporadas después. Talento y desparpajo para los Sixers.

Alex Abrines: Un gran talento que no ha acabado de explotar todo su potencial. Competirá con los mejores en la NBA para tratar de ofrecer su mejor versión.

Mindaugas Kuzminskas: La NBA se lleva tanto al alero lituano (a los Knicks) como a Domantas Sabonis. Juventud y talento que echará mucho de menos Unicaja esta temporada.

Ioannis Bourousis: El pívot griego fue el alma del Baskonia que alcanzó la Final Four de la Euroliga la temporada pasada. Un auténtico líder sobre la cancha con carácter y talento a partes iguales que se marcha al Panathinaikos.

Juancho Hernangómez: El joven alero español deja España para, al igual que su hermano Willy, probar fortuna en la NBA. Gran talento, versatilidad y proyección para los Nuggets. 

Los grandes fichajes

Andrea Bargnani: Todo un número 1 del draft que no ha cuajado en la NBA. Un anotador puro de 2,15 que lanza a canasta como un alero.

Bo McCalebb: Experto y anotador, su papel en el Eurobasket 2011 con Macedonia aún es recordado. Fichaje de élite para dirigir el juego del Granca.

Tyrese Rice: Si algo define al nuevo base del Barça es su capacidad anotadora. Veloz y explosivo, debe ser una de las grandes bazas ofensivas de los culés esta temporada.

Anthony Randolph: Grande y a la vez muy rápido, es un grandísimo anotador que cuenta con un buen lanzamiento. Además, es un gran intimidador.

San Emeterio: El veterano alero aportará su carácter, liderazgo y capacidad anotadora al Valencia Basket. Llegará con ganas tras quedarse fuera en el último momento de los Juegos.

Thanasis Antetokounmpo: Hermano de estrella (Giannis) de la NBA y con experiencia en la mejor liga del mundo. Con unas impresionantes condiciones físicas, puede ser una de las sensaciones de la ACB en Andorra.

Las estrellas

Sergio Llull: El balear sigue resistiendo a los cantos de sirena que le llegan desde la NBA y, esta temporada, tendrá un rol aún más importante sin el Chacho a su lado. Potencia, personalidad y liderazgo son sus señas de identidad.

Justin Doellman: En su tercera temporada como azulgrana, se espera un paso adelante del ala-pívot norteamericano. Su calidad y su buena muñeca le deben convertir en la referencia del juego interior del Barça.

San Emeterio: El veterano alero aportará su carácter, liderazgo y capacidad anotadora al Valencia Basket. Llegará con ganas tras quedarse fuera en el último momento de los Juegos.

Facundo Campazzo: No tiene hueco en el Madrid, y en Murcia se aprovechan de ello. El genial base argentino maravilló con su baloncesto la temporada pasada, brilló en los Juegos con su selección y pone su talento y su basket de fantasía al servicio de UCAM un año más.

Adam Waczynzski: Anotador compulsivo, el alero polaco cambia Santiago por Málaga para convertirse en una de las referencias ofensivas de Unicaja. Cuenta con un magnífico tiro de tres puntos y fue el  tercer máximo anotador de la ACB la temporada pasada