El técnico del Caja San Fernando, Manel Comas, se excusó ayer por haber llamado «gilipollas» a sus jugadores tras la derrota del domingo ante Estudiantes (91-78). «Hice esas declaraciones en un tono jocoso, y cuando hablé de gilipollas yo también me incluí en el lote». Comas estalló tras perder frente al conjunto colegial y, además de haber utilizado la palabra gilipollas, también criticó la falta de testosterona de sus hombres afirmando que «Estudiantes ha tenido más cojones que el caballo de Espartero, mientras que en la Liga femenina hay equipos con más ovarios que nosotros».

Excusas a Alexander

Comas también se excusó con Demetrius Alexander a quien calificó de NAF, «negro, atlético, fraudulento», según explicó el preparador: «También podría decir de mí que soy un BAF: bigotudo, absurdo y fanfarrón. Alexander es para mí como un hijo, pero hacía falta motivarle de alguna manera».