El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, dijo este lunes que su equipo está siendo "incómodo" para algunos, invitó a jugadores, club e hinchas a "no buscar excusas" y, preguntado por los árbitros, remarcó que su conjunto se tiene que "centrar en mejorar" y no en los colegiados.

Es fútbol, es un juego, somos todos grandes y sabemos de qué se trata este juego

"¿Tiene la impresión de que ahora les está resultando demasiado incómodo a algunos ser tan incómodo?". Le preguntó un periodista en rueda de prensa en la Ciudad Deportiva de Majadahonda. "Sí.... Sí, sí, perfecto", contestó el técnico, que no especificó para quién o quienes y que volvió a ser interrogado por esa apreciación.

"Siempre dije que quiero que el Atleti sea un equipo incómodo para todos. Y lo estamos siendo. Somos un equipo competitivo. Ya vamos para la jornada 24 y estamos peleando en un lugar que habría que mirar para atrás a ver cuantos equipos había como terceros en discordia en la jornada 24. Creo que pasó mucho tiempo", recalcó.

"Estamos siendo un equipo incómodo, porque el equipo juega, pelea y trabaja. No tenemos que buscar excusas para nada. Invito a jugadores, club e hinchas a no buscar excusas, ir para adelante, trabajar, estar juntos y si no alcanza el cien por cien, pues el 101, el 102...", continuó Simeone, que no habló de los errores de los árbitros, sino de que su equipo tiene que centrarse en mejorar.

"Hasta el momento hemos llegado hasta una posición muy bonita, que es el primer lugar en la Liga española, en el que nos alcanzaron Real Madrid y Barcelona. Nosotros, con trabajo y mucha humildad, hemos llegado a ese lugar. Y, del mismo modo que los árbitros pueden cometer algún fallo a favor, el día que lo cometen en contra no soy partidario de las críticas. Es fútbol, es un juego, somos todos grandes y sabemos de qué se trata este juego", añadió.

"Yo me centro en lo mío, en tratar de que este equipo mejore y busquemos de qué manera podemos resolver los partidos", prosiguió el entrenador, que apuntó: "Soy de la idea de que las excusas hacia fuera. Son cosas que no las podemos entrenar, porque suceden, sucedieron y van a suceder, porque es todo muy rápido, es fútbol y es muy difícil para ellos. Tenemos que estar en lo nuestro, que es tratar de mejorar, recuperar energías, jugar como un bloque, tener más situaciones de gol y llevar el partido al lugar donde tenemos más posibilidades, que es jugando mejor".

Por eso, el técnico insistió en "trabajar y mejorar". "Es el único camino para poder mantenernos donde estamos", resaltó el preparador argentino, que consideró que si se piensa en los árbitros "te descentras, te saca del objetivo que es competir, te desgasta...". "Son cosas negativas y de esas no soy de la labor", afirmó.

Nada imposible en la vida

Sobre el 3-0 desfavorable con el que su equipo recibe este martes al Real Madrid en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, el técnico argentino indicó que en la vida no hay nada imposible. "Me imagino que habrá mucha gente. Es un partido bonito y nosotros a jugar el partido que tenemos que jugar, pensando que será difícil, pero imposible en la vida no hay nada", recalcó en la víspera del derbi, en la que declaró que su equipo sigue "en la misma línea en todo", más allá de las últimas dos derrotas seguidas.

La eliminatoria se nos puso difícil, hay que saber jugarla e intentar llevarla por el camino que más nos conviene

"La eliminatoria se nos puso difícil, hay que saber jugarla e intentar llevarla por el camino que más nos conviene a nosotros. Lo que tenemos que hacer, hasta que el árbitro no pite el final del partido, es buscar todas las posibilidades que nos dé el partido para llevarlo al lugar donde lo tenemos que llevar", agregó. Del encuentro de ida ante el Real Madrid, Simeone recordó que no sacó ningún aprendizaje a pesar del 3-0: "No fue un partido que nos haya dejado cosas para mejorar. Sí aparecieron dos goles de media distancia, pero no lo considero de esa manera. Hay otros partidos que aún ganando sirven para mejorar, como hubo algunos que hemos ganado, no jugamos bien y te sirven más que algunas derrotas".

Para este martes piensa alinear un once que considere que puede "competir" como lo ha venido haciendo el equipo esta temporada "en la Liga, en la Copa del Rey y en la Liga de Campeones". En principio, según sus pruebas en el entrenamiento posterior, incluirá hasta seis cambios respecto al 2-0 de Almería. Emiliano Insua entrará en el lateral izquierdo, Toby Alderweireld lo hará en el centro de la defensa y Koke Resurrección, Mario Suárez, José Sosa y Cristian 'Cebolla' Rodríguez en el centro del campo.

Serán las seis novedades de la alineación, de la que se caen Tiago Mendes -por lesión- y Diego Costa -por sanción-, además de Juanfran Torres, Gabi Fernández, Diego Godín y Arda Turan, que comenzarán el encuentro desde el banquillo, según esos ensayos. Dani Aranzubia, en la portería; Javi Manquillo, de nuevo en el lateral derecho; Joao Miranda, en el eje de la zaga con Alderweireld; Diego Ribas, en medio campo; y Raúl García, en la punta del ataque, completarían el once del Atlético para el duelo de este martes frente al Real Madrid en el estadio Vicente Calderón.