El Madrid da un zarpazo a la Liga

  • Ganó en el Camp Nou gracias al gol de La Bestia Baptista.
  • Aventaja ya en siete puntos al Barcelona.
  • El público terminó pitando a Ronaldinho.
  • El Madrid se proclama campeón de invierno.
  • Especiales Fútbol 2007/2008 | El clásico
Julio Baptista celebra su tanto en el Camp Nou. (EFE)
Julio Baptista celebra su tanto en el Camp Nou. (EFE)
EFE

El Real Madrid fue mejor que el Barcelona en el partido del año y le ganó por 0-1 en el Camp Nou, una situación que sólo se había dado una vez en los últimos 20 años. Siete puntos le saca ya el líder a su eterno rival.

La victoria del equipo de Bernd Schuster, cuya estancia en el banquillo madridista ofrece números a tener muy en cuenta (es el mejor entrenador debutante desde Miguel Muñoz en el año 60), más allá de su insoportable carácter, tiene consecuencias de todo tipo. Deportivamente, el Madrid demostró ser más equipo que el Barcelona.

Se plantó bien en el campo y aguantó las embestidas rivales, aguardando su ocasión. Y esta llegó a poco de terminar la primera mitad, en una buena jugada que culminó Baptista mandando el balón a la escuadra.

A partir de ése momento, el Madrid jugó con eso que llaman oficio, bien asentado en su sobresaliente defensa, donde brilló Pepe, el hombre de los 30 millones de euros. Él mantuvo al equipo durante la segunda parte, bien apoyado por sus compañeros. En el Madrid corrieron todos.

Y si el triunfo aumentó las acciones ligueras del Real Madrid, supuso el final de un ciclo, el de Ronaldinho. Rijkaard se la jugó y le sacó de inició, pero el astro brasileño no respondió y terminó pitado por su afición. Tampoco Xavi tuvo su día, y sólo el carácter de Eto'o y la calidad de Iniesta hicieron pensar que el empate llegaría. No fue así, por culpa de Casillas, y el Madrid sí que tuvo ocasión de sentenciar el partido, pero éste no dio para más.

El equipo merengue se escapa y se reconforta en su liderazgo, sabiéndose un buen equipo. El Barcelona tendrá que reconstruirse, mimbres y calidad no le faltan, pero debe comenzar a girar alrededor de un nuevo jugador. Ronaldinho ya sobra.

Estadísticamente, hacía 34 partidos de Liga que el Barcelona no perdía en casa, desde el 5 de febrero de 2006. Hoy se rompió su racha.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento