Óscar Pereiro
Óscar Pereiro, con la crono entre ceja y ceja EFE

El Tour de Francia ha llegado al momento culminante. La etapa contrarreloj de hoy dictará sentencia en la ronda francesa y decidirá los nombres de los corredores que mañana ocuparán el podio de París.

Se trata de una contrarreloj individual de 57 kms entre Le Creusot y Montceau les Mines, con un recorrido más ondulado que el anterior de Rennes, apto más para corredores que lleguen con fuerzas que para especialistas.

Todas las quinielas señalan a Landis como el gran favorito. El norteamericano se encuentra a 30 segundos del maillot amarillo, el español Óscar Pereiro, que ayer señaló que "estoy bien y quiero soñar con una buena contrarreloj".

El ciclista del Illes Balears comentó que "en 50 kms me suelen caer dos minutos, pero esta vez tiene que ser menos. Será complicado, pero hay que hacer la contrarreloj. Lo voy a dar todo, que nadie lo dude".

Landis, confiado

Por su parte, el estadounidense Floyd Landis señaló que tiene "mucha confianza" en la contrarreloj y que ya disputó una "en la etapa de Morzine" que le sirvió de "calentamiento".

"Soy optimista antes de la contrarreloj. Tengo confianza y además me gustan mucho las contrarreloj. En la etapa de Morzine estaba como en una prueba cronometrada y tenía un buen golpe de pedal. Fue un buen calentamiento", señaló Landis.

El tercero en discordia es el otro español aspirante, al abulense Carlos Sastre, que se encuentra segundo en la general, a 12 segundos de Pereiro, y que no renuncia a sus posibilidades.

El baile de los favoritos comenzará a las 16:00 horas en punto, con la salida de Denis Menchov. Los corredores irán saliendo cada tres minutos, de tal manera que a las 16:09 saldrá Landis, a las 16:12 lo hará Sastre y a las 16:15 Pereiro.