El director general del CAI Zaragoza, Alberto García Chápuli, lamentó ayer la destitución del técnico, Chus Mateo, y culpó de la mala situación del equipo a los jugadores, aunque sin dar nombres: «Está claro que algunos no han aportado ni siquiera unos mínimos». Chápuli también puso su cargo a disposición del club y aseguró se buscará a un entrenador que «sea capaz de motivar a los jugadores».