Chantelle Newbery
La saltadora de trampolín australiana Chantelle Newbery, durante una aparición televisiva en su país. CAPTURA TV

La excampeona olímpica de salto de trampolín Chantelle Newbery se ha declarado culpable por posesión de drogas, después de ser descubierta en una operación contra el desvío de medicamentos, ser puesta en libertad condicional y no aparecer a una primera comparecencia con la justicia, según informaron medios locales australianos.

La saltadora ha sufrido varios episodios de depresión y ansiedad en los últimos años

En una redada en el domicilio de la deportista aussie, que ganó el oro en los Juegos de Atenas en 2004 y otras dos preseas doradas en los Juegos de la Commonwealth de 1998 y 2006, se hallaron envases con metanfetamina en varias de sus pertenencias personales (bolsos, carteras...) y en varias estancias de la casa. También se encontraron jeringuillas usadas. 

Tras este suceso, y ser puesta en busca y captura por no acudir al juzgado en la fecha impuesta con su libertad condicional, la campeona olímpica de salto de trampolín se declaró culpable por posesión de drogas en el juzgado de Paz de Cleveland este jueves, según informó la Asociación de Prensa Australiana (AAP).

Newbery, de 37 años, fue detenida el pasado mes de marzo por posesión de metanfetamina, informó un portavoz de la policía. La deportista, que en varias ocasiones ha admitido un par de intentos de suicidio, había sufrido en  los últimos años problemas de depresión y ansiedad alimentados por dificultades económicas, tragedias familiares y problemas con su vivienda.