El defensa del Real Madrid Pepe comenzó a correr en el entrenamiento de ayer, después de dos semanas parado por una rotura fibrilar. Su recuperación está cerca, aunque de momento sigue siendo baja para el próximo partido contra el Almería. Más cercano parece el debut de Robben, que ayer aguantó el intenso trabajo programado por Bernd Schuster. El técnico alemán no contará hasta mañana con la totalidad de su plantilla para preparar el compromiso contra el conjunto almeriense.