El Celta da la sorpresa y elimina al Atlético de la Copa

  • Los gallegos jugaron con personalidad y pasaron a semifinales de la Copa del Rey.
  • Pablo Hernández, con dos goles, y Guidetti, marcó uno, brillaron en el Celta.
  • El Atlético siempre fue a remolque y no mostró su habitual solvencia defensiva.
Los jugadores del Celta celebran uno de los goles ante el Atlético.
Los jugadores del Celta celebran uno de los goles ante el Atlético.
EFE

El Celta dio la sorpresa en el Calderón y dejó al Atlético de Madrid fuera de las semifinales de la Copa del Rey (2-3). Los gallegos jugaron un gran partido en el que neutralizaron a su rival y supieron aprovechar sus ocasiones para colarse entre los cuatro mejores en el torneo del K.O. dejando atrás la mala imagen que habían ofrecido en la Liga en las últimas jornadas (cuatro derrotas en cinco partidos).

El dominio fue de los rojiblancos desde el primer momento. La intensa presión en el centro del campo no dejó a los de Berizzo hacer su habitual juego de toque, y el Atlético merodeó en gol desde los primeros minutos.

Koke estuvo a punto de marcar tras un rechace en un córner, pero su disparo se perdió pegado al palo, y Saúl tuvo una gran ocasión tras una fantástica cabalgada que desnudó al centro de la zaga celtista, pero Rubén salvó el tanto en el mano a mano.

Cuando más perdido parecía el Celta, llegó su gol. Un saque de esquina botado en corto acabó con un centro de Orellana y un remate inapelable de Pablo Hernández, que le ganó la partida a la defensa colchonera.

Pese al 0-1, que obligaba al Atlético a marcar al menos dos goles, los de Simeone no se rindieron y el empate llegó apenas unos minutos después. Un potente disparo de Carrasco lo despeja Rubén demasiado centrado y Griezmann capturó el rechace para poner un empate que aún daba ventaja a los visitantes.

Todo hacía indicar que le esperaba una segunda mitad de sufrimiento al Celta, con los atléticos volcados, pero el conjunto gallego salió al campo con personalidad y no solo no se echó atrás para defender el resultado, sino que buscó un segundo gol con ambición. Estuvo a punto de marcar primero Pablo Hernández, pero antes del pase anterior de Guidetti el balón había salido por la línea de fondo,  pero justo después el propio Guidetti se sacó un derechazo desde unos 20 metros para sorprender a Moyá y poner el segundo.

No se rindieron los colchoneros, y Correa, que acababa de entrar al terreno de juego, estrelló un balón en el larguero. Fue el punto de inflexión en el partido, porque del empate en el partido que daba esperanzas en la eliminatoria al Atlético se pasó a la sentencia, de nuevo de Pablo Hernández de cabeza tras un preciso pase de Hugo Mallo.

Los de Simeone necesitaban un imposible, nada menos que tres goles para darle la vuelta a la eliminatoria con menos de media hora por delante. Ante un Celta muy bien plantado, el Atlético atacó, pero casi sin fe, y solo una genial jugada de Correa en el borde del área fue capaz de superar la bien plantada defensa de los gallegos.

Fue un tanto insuficiente, el Celta aguantó los minutos finales sin demasiadas dificultades y certificó su pase a las semifinales de la Copa del Rey.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento