Tras ganar la Copa del Rey ante el Real Madrid y en su casa, el Atlético de Madrid se dio un merecido baño de multitudes por las calles de Madrid. Durante más de tres horas, jugadores, equipo técnico, directiva y una representación del equipo de balonmano, también campeón de Copa, se paseó por la capital ante unas 40.000 personas enfervorecidas.

Unos 5.000 aficionados aclamaron este sábado sólo en la Puerta del Sol, primera parada de la comitiva, a los jugadores, que visitaron la sede del gobierno regional.

Un grupo de 50 niños esperaba a los jugadores en la sede del Gobierno regional

Dentro también aguardaban unos 200 seguidores, con un grupo de unos 50 niños, y un escenario con el lema 'Felicidades campeones' sobre la foto del momento en que Gabi Fernández, capitán atlético, y sus compañeros alzaron la copa en el palco de honor del Santiago Bernabéu, donde se impuso en la prórroga con un gol de Joao Miranda.

Gabi conducía la copa en la entrada al edificio, al igual que José Javier Hombrados llevaba el trofeo de Copa del Rey de balonmano, cuando la plantilla, cuerpo técnico y directiva dio sus primeros pasos por la sede de la Comunidad de Madrid, al ritmo del himno del Atlético de Madrid.

Allí les esperaba Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid y que entregó una placa conmemorativa a Enrique Cerezo, presidente del Atlético.

Ana Botella, optimista

La siguiente para fue en el Ayuntamiento, donde la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, deseó a los jugadores, cuerpo técnico y directiva rojiblanca volver a verlos el año próximo en el mismo sitio "como campeones de Europa".

"El año que viene espero recibiros en esta casa, la de todos los madrileños, como campeones de Europa. También me acuerdo de la afición del Atleti, que es la mejor del mundo", dijo.

La afición del Atleti es la mejor del mundo

Sobre las 20.30 llegaron a la Plaza de Neptuno, donde se desató la fiesta con los jugadores, que de uno en uno subieron a la pasarela instalada alrededor de la figura mitológica, a la que el capitán Gabi Fernández vistió con la bufanda del club.

Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, señaló, al dirigirse a su afición, que siempre tuvieron la fortaleza de creer.

"Lo mejor que tenemos los atléticos es que nunca dejamos de creer. Siempre tuvimos la fortaleza y la esperanza de que iba a aparecer. Han pasado 14 años, pero ganamos en el mejor partido que teníamos que ganar, en una final", dijo.

Gabi Fernández, el capitán del equipo se dirigió al público para agradecerles el apoyo: "Agradeceros a toda la afición el comportamiento que tenéis, es un orgullo poder representar estos colores", les dijo.

Los jugadores rojiblancos han ido ascendiendo uno a uno a la plataforma instalada alrededor del dios Neptuno, mientras sus nombres eran coreados por la hinchada, que vitoreó con fuerza a Joao Miranda, Diego Costa y Radamel Falcao.