Marc Márquez celebra su séptimo título mundial.
Marc Márquez celebra su séptimo título mundial. CAPTURA MOVISTAR MOTOGP

Marc Márquez se ha proclamado campeón del Mundo de MotoGP, después de ganar el Gran Premio de Japón dando una exhibición de pilotaje tremenda. El de Cervera salió en la sexta posición de la parrilla, después de una clasificación algo decepcionante, pero consiguió remontar y vencer la carrera, para levantar su séptimo título mundial, el quinto en la categoría reina.

El piloto de Repsol Honda lo celebró con gran efusividad, como no podía ser de otra forma, y su equipo dejó una curiosa 'perfomance' al final de la carrera. A pie de pista se le colocó una clásica máquina recreativa, en la que Márquez alcanzaba el "nivel 7", un hito histórico teniendo en cuenta que sólo tiene 25 años.

"No sabía nada", dijo sobre la celebración. "Me dijeron que tirase una ficha y después conducía una moto, y hemos llegado al nivel siete. Son muchos, cuando escucho la cifra es tremendo. Esperemos que lleguen muchos más. Ahora tocan disfrutar las tres próximas carreras", afirmó Márquez, que se ha mostrado exultante después de superar a Dovizioso en una carrera que se presuponía complicada.