Iker Casillas, capitán del Real Madrid, descartó marcharse del club tras comprobar que con la llegada de Carlo Ancelotti mantendría el rol de suplente que tomó con José Mourinho, pero ha asegurado que "si en tres meses" se mantiene su situación, "pensaría" en salir del equipo de toda su vida.

"Si dentro de tres meses la situación no cambia y me hacen la misma pregunta, a lo mejor contesto que me estoy planteando irme", aseguró Casillas en un acto en el club deportivo de Boadilla del Monte.

Creo que la exigencia en el Real Madrid es máxima

"Pero si ahora en septiembre me hubiese querido marchar, hubiese dicho al presidente que me quiero ir sí o sí, pero he decidido que quiero formar parte de esta plantilla y de este club muchísimo tiempo", añadió.

Casillas dejó un mensaje a Mourinho, con el que tuvo un enfrentamiento personal al que resta importancia: "Estoy convencido de que algún día nos volveremos a encontrar y tomaremos una coca cola en una mesa".

"Si le preguntas a él sale, por cualquier lado y dirá seguro que me tocará pagar a mí, pero sinceramente no hay que darle más vueltas. La relación que tuvimos es nuestra, los dos supimos lo que pasó, nos quedamos con lo bueno que dio al equipo y el plus que tenía que dar, que lo habíamos perdido".

"Si le preguntas a él sale, por cualquier lado y dirá seguro que me tocará pagar a mí, pero sinceramente no hay que darle más vueltas. La relación que tuvimos es nuestra, los dos supimos lo que pasó, nos quedamos con lo bueno que dio al equipo y el plus que tenía que dar, que lo habíamos perdido".

Sobre el juego del Madrid

El portero suplente del Real Madrid ha sido preguntado por las declaraciones de su entrenador Carlo Ancelotti en Italia. El técnico transalpino ha dicho al rotativo Corriere della Sera que el Real Madrid "no puede jugar peor".

Casillas ha sido muy claro al respecto en su respuesta. "Creo que la exigencia en el Real Madrid es máxima y está claro que hemos tenido dos partidos importantes que hemos conseguido ganar pero que evidentemente quizas no era lo más justo", ha señalado en velada referencia a los triunfos ante Elche y Levante en Liga.

Somos conscientes de que no podemos arriesgar tanto en los partidos

Sobre el arranque de temporada del conjunto blanco: "Hemos tenido dos partidos importantes que hemos conseguido ganar pero que quizás no era lo más justo. El día del Elche y el del Levante hemos salido victoriosos en el ultimo suspiro. Tuvimos la desgracia el año pasado de empezar igual, dejándonos ocho puntos en las primera cuatro jornadas y fue un problema. Las cosas van a ir a mejor".

"Somos conscientes de que no podemos arriesgar tanto en los partidos. Estamos jugando con fuego quizás y los puntos al final se pagan caros. La Liga el año pasado la perdimos en las cuatro primeras jornadas. Tenemos que ser conscientes de los errores del pasado para que no vuelvan a ocurrir en el presente", incidió.

El capitán cree que hay que tener paciencia: "Hay que darle un tiempo al equipo. Somos un equipo diferente al del año pasado no solo en el ámbito de los compañeros sino también en el cuerpo técnico. Todo entrenador tiene que tener un tiempo para acoplarse al grupo igual que los jugadores que han venido nuevos. Creo que vamos por el buen camino".