El base de Unicaja Carlos Cabezas realizará hoy una prueba durante el entrenamiento para conocer si puede actuar mañana contra el TAU, en el tercer partido de los cuartos de final de la fase por el título. Cabezas está en reposo debido al esguince de tobillo que le impidió jugar el pasado domingo, al igual que el ala-pívot esloveno Tusek, también con otra dolencia similar. El resto del equipo celebró ayer en el Martín Carpena, una sesión de trabajo para preparar el enfrentamiento, que podría ser si pierden el último de la temporada.