El Tribunal regional de la ciudad de Plovdiv, en Bulgaria Central, sentenció a tres meses de cárcel a un hincha del club de fútbol Botev por mostrar su trasero a los seguidores de equipo rival, informaron hoy los medios locales.

El hincha Zlatin Gueorguiev, de 33 años, aprovechó el descanso del encuentro de la Primera división entre el Botev y el CSKA, que acabó con 0-9 el pasado sábado, para correr hacia las tribunas de los hinchas del CSKA, a los que dio la espalda y a continuación se bajó los pantalones.

La policía intervino de forma inmediata y arrestó al espontáneo, salvándole de la ira de los aficionados de CSKA, que empezaron a lanzar contra él botellas, piedras y todo tipo de objetos.