Real Betis
El centrocampista senegalés del Betis Alfred N'Diaye. EFE

La ciudad deportiva Luis del Sol ha amanecido este lunes, después de que el Real Betis perdiese 0-4 frente al Eibar, con pintadas que señalan al presidente, Juan Carlos Ollero, y a los vicepresidentes, Ángel Haro y José Miguel López Catalán, como los "culpables" de la situación deportiva del equipo.

"Ollero, Haro y Catalán, culpables", reza uno de los grafitis, mientras que el otro ironiza sobre la escasa capacidad realizadora del Betis, que no ha marcado un tanto en las cuatro últimas jornadas: "Haro, sal al campo y mete un gol", dice en alusión al vicepresidente.

El Real Betis vive una situación de pugna interna desde que, durante el partido de ayer, un sector mayoritario de la afición pidiese a gritos el cese del entrenador, Pepe Mel, quien sin embargo cuenta con el apoyo de la peña ultra "Supporters Sur", que trató de acallar las protestas.

Los béticos no han conocido la victoria en las cinco últimas jornadas y han completado una primera vuelta nefasta en el Benito Villamarín, donde sólo han ganado un encuentro contra los tres empates y las cinco derrotas concedidas.