Beckham
David Beckham se prepara para la sesión fotográfica organizada por "Disney Parks". El evento se celebró en Ávila. (Diana Zalucky /EFE) EFE

A David Beckham aún le quedan casi cinco meses para estrenarse con el Galaxy de Los Angeles, pero el futbol estadounidense ya le ha convertido en su pilar mediático.

El futbolista inglés es la mejor imagen para el márketing y las ventas.

Nadie conoce aún cuál será su aportación al futbol estadounidense, pero lo que tiene asegurado es que no parará de salir en la televisión, ya que se ha convertido en el pivote de toda la programación y del calendario de la competición de la próxima temporada que acaba de dar a conocerla Liga Profesional de Fútbol (MLS) estadounidense.

De acuerdo con la programación hecha por la MLS Beckham, cuando llegue el próximo verano a la liga estadounidense, después que cumpla su contrato con el Real Madrid, deberá viajar a todas las ciudades de Estados Unidos y Toronto (Canadá), donde hay equipos de la liga profesional de fútbol.

Además, de los 17 últimos partidos que va a disputar el Galaxy después de que llegue Beckham a la Liga, 16 serán televisados a nivel nacional.

Como es lógico hemos hecho los ajustes correspondientes para rentabilizar al máximo la llegada de David Beckham

Cuatro cadenas de televisión, incluida Univisión, la más importante de habla hispana dentro del mercado estadounidense, serán las responsables de transmitir los 195 partidos que se van a disputar en la próxima temporada de la MLS.

Siempre según el calendario de la MLS, dueña de la liga, el ex capitán de la selección de fútbol de Inglaterra tiene previsto hacer su debut en la liga estadounidense el próximo 5 de agosto en Toronto, cuando el Galaxy se enfrente al nuevo equipo de la liga, el Toronto FC.

Sin embargo, Beckham será visto antes y en los E EUU cuando el Galaxy participe, a finales de julio, en el nuevo torneo denominado Super Liga, en la que participarán ocho equipos, cuatro de la MLS y otros cuatro de la primera división del fútbol de México.

El Galaxy jugará el 24 julio en el Home Depot Center contra las Chivas de Guadalajara y el 28 en el mismo escenario contra el Pachuca, también de México, y correspondiente al torneo Super Liga.

Más márketing que fútbol

Beckham, que ha firmado un contrato por cinco temporadas con el Galaxy, en los que espera ganar hasta 250 millones de dólares por ingresos relacionados con la venta de su imagen, tendrá muy difícil rendir en el campo si cumple con lo que se espera van a ser los múltiples compromisos de imagen que ya tiene adquiridos.

El vicepresidente de comunicaciones de la MLS, Dan Courtemanche, reconoció que la liga había tratado de rentabilizar al máximo la nueva presencia de Beckham: "Como es lógico hemos hecho los ajustes correspondientes para rentabilizar al máximo la llegada de David Beckham al Galaxy a partir de la mitad del próximo mes de julio", y explicó que "el objetivo era adecuar los partidos para que todos los equipos de la MLS pudiesen recibir la presencia del Galaxy con su nueva estrella".

La gran incógnita sobre la llegada de Beckham a la MLS es si se van a cumplir los plazos que hay establecidos en los contratos que tiene firmados el jugador inglés, quien el pasado enero decidió dejar el Real Madrid, al que pertenece hasta el próximo 30 de junio.
Beckham deberá viajar a todas las ciudades de Estados Unidos y Canadá donde hay equipos de fútbol profesional

Oficialmente, la MLS tendrá hasta el próximo 15 de abril plazo legal para que se incorporen nuevos jugadores, y Beckham podría hacerlo si llegase a un acuerdo con el Real Madrid para rescindir su contrato.

Al margen de la incógnita que pueda generar su llega, lo que ya ha conseguido Beckham es ser el único protagonista de la MLS, algo que permite vender imagen, pero que puede perjudicar el rendimiento del resto de los profesionales, que comienzan a sentirse en un completo segundo plano.