El FC Barcelona celebra un gol.
El FC Barcelona celebra un gol. EFE

El Fútbol Club Barcelona ha logrado una espectacular remontada frente al Sevilla (6-1), y se ha metido en las semifinales de la Copa del Rey, a pesar de haber caído en el encuentro de ida disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán.

El equipo local salió al terreno de juego con mucho ritmo e intensidad, y con una alineación que dejó claro que Ernesto Valverde iba a ir a por la Copa desde el primer momento. Con un Messi muy enchufado, el equipo culé puso cerco a la portería defendida por Soriano, y consiguió adelantarse en el minuto 13.

Fue una jugada muy protestada por el Sevilla, ya que Coutinho anotó de penalti, después de que el colegiado considerase que el contacto de Promes sobre Messi en el interior del área era suficiente como para considerar infracción. El brasileño ejecutó muy bien el lanzamiento para poner el 1-0 parcial.

Después de eso, el Sevilla consiguió reaccionar, aunque perdió dos ocasiones clarísimas para empatar, con Cillessen como gran héroe. El holandés, primero, detuvo un excelente taconazo de André Silva, y después le paró un penalti a Banega, señalado por empujón de Piqué sobre Roque Mesa.

El Sevilla perdió esa oportunidad de igualar, y el Barcelona volvió a ir con todo al ataque. Messi estuvo a punto de anotar en el minuto 22, aunque Soriano reaccionó bien, y quien no perdonó fue Ivan Rakitic, que tras recibir un fantástico pase de Arthur metió la puntera para igualar la eliminatoria.

En la segunda mitad, el Barcelona mantuvo ese alto ritmo en su ataque, y con dos nuevos zarpazos terminó de darle la vuelta a la eliminatoria. En el minuto 53, Luis Suárez y Coutinho intercambiaron los papeles, y tras un excelente servicio del uruguayo, el '7' blaugrana conectó un buen cabezazo para poner el 3-0 parcial.

El Sevilla, completamente aturdido, era incapaz de trenzar jugadas que intimidasen al conjunto local, y el Barça pareció sentenciar definitivamente en el minuto 54, cuando Leo Messi le dio un excelente pase a Sergi Roberto, que sentenció con un excelente golpeo cruzado.

Sin embargo, Cillessen, que había estado muy acertado, tuvo un error en salida de balón que fue bien aprovechado por el Sevilla, cuando Banega encontró a Arana, que golpeó con violencia para poner el 4-1 en el marcador cuando aún restaban algo más de 20 minutos para el final. El Sevilla lo intentó, pero el Barça hizo el 5-1  en el minuto 88, cuando Luis Suárez empujó a placer un gran pase de Jordi Alba, y el 6-1 definitivo en el descuento, cuando Messi resolvió dentro del área.