El piloto español Héctor Barberá (Aprilia) y el italiano Marco Simoncelli (Aprilia) han sido multados con 2.000 dólares por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) por el incidente que protagonizaron al final de la
sesión de entrenamientos oficiales de 250 c.c.

El español ha sido sancionado por dar un codazo al italiano, y éste por responder con una patada cuando se dirigían hacia los garajes del circuito de Sachsenring, donde este fin de semana se disputa el Gran Premio de Alemania de Motociclismo.

Según la FIM actos como estos perjudican "el interés del deporte" y están sancionados en el artículo 3.3.2.1. del reglamento del Campeonato del Mundo.