No tiene secretos el Atlético de Madrid a la hora de buscar la victoria: intensidad en la presión y las salidas del balón, solidaridad en el replieguedevoción por las jugadas de estrategia. Aprieta, empuja, ahoga y llega un momento que te remata. Pura inercia. Así ganó el equipo de Simeone este miércoles al Zenit ruso, tres puntitos magníficos para iniciar la singladura en el retorno a la Champions e ir sumando unos eurillos extra en el botín de 8,6 millones asegurados por competir en la fase de grupos. No viene mal el milloncejo más que premia las victorias cuando la economía no brilla por su saneamiento.

Arda Turan, con un gol y una asistencia, y Koke, don dos pases que acabaron en tanto, guiaron al Atlético en su retorno a la Champions

De sus intenciones avisó pronto el Atlético con un disparo de Arda Turan, eléctrico durante el choque. El turco, junto con Koke el gran referente local de la noche, puso en apuro a Lodigin en ese tiro tempranero. No tardaría en convertirse en un quebradero de cabeza para los rusos con sus pases y sus asociaciones. Si la zaga rival las frenaba con brusquedad o las mandaba al córner, ahí estaba Koke para servir.  Pero el gol se resistía. Ni Koke ni Filipe Luis, las mejores ocasiones del primer tiempo, perforaban la red. El descanso se acercaba y, siendo superior el Atlético, faltaba la perla.

Llegó un córner que sacó, cómo no, Koke y el balón que puso en el primer palo, táctica habitual de Simeone, jugada de hechuras parecidas a una que le dio al club toda una Copa del Rey no hace mucho, fue enviado por el central Miranda al fondo de la red. 1-0 justo, pero también corto ante un equipo con jugadores no faltos de mordiente. Y bien pagados, sobre todo a la hora de pagar por ellos. En el arranque el Atlético estuvo más tibio, el Zenit se vino arriba y de unas imprecisiones en el entramado de presión le llegó el balón a Hulk. El zurdazo fue inalcanzable para Courtois.

El empate ruso, un imprevisto, en otro tiempo hubiera sido un frustrante jarro de agua y manantial de impotencia y autocompasión, No para este Atlético goleador y machacón. El gol del exjugador del Oporto, el mismo que amargó al Atlético en la última experiencia rojiblanca en la máxima competición continental más de tres años atrás, espoleó los bríos rojiblancos, que respondieron en cinco minutos. Nada como un gol para responder a otro. Eso sí, ahí queda un balón que Kerzhakov mandó al larguero en un tiro de falta desde la frontal (min 61), última concesión de la defensa.

Arda Turan, tras dos rechaces previos, acabó concretando un 2-1 tan válido como poco estético. La jugada arrancó con un servicio de Koke. No hubo bajón con esta superioridad. Al contrario. Perseveró el Atlético en la búsqueda de un tercer tanto que evitase un posible arañazo visitante. Lo tuvo bien David Villa en un lanzamiento de falta (min 65) y Godín lamió el larguero con un cabezazo (min 66). Fue Leo Baptistao el que cerró la cuenta al concretar un buen pase de Arda. Un 3-1 que refuerza el buen arranque de curso del Atlético y avisa a Europa de que el Vicente Calderón no va a ser un feudo asequible.

Ficha técnica

3 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Mario, Gabi; Arda Turán (Raúl García, min 85), Koke (Cebolla Rodríguez, min 88), Adrián (Leo Baptistao, min 77); David Villa.

1 - Zenit San Petersburgo: Lodigin; Neto (Shatov, min 46), Lomberts, Hubocan; Smolnikov, Zyryanov (Arshavin, min 73), Witsel, Ansaldi;, Fayzulin; Danny, Hulk (Bystrov, min 84) y Kerzhakov.

Goles: 1-0 (min 40): Miranda; 1-1 (min 57): Hulk. 2-1 (min 63): Arda Turan. 3-1 (min 79): Leo Baptistao.

Árbitro: William Collum (Escocia). Mostró amarillas a Godín (min 44), Lambaerts (min 49),; Smolnikov (min 53), Hubocan (min 64), Hulk (min 78).

Incidencias: Estadio Vicente Calderón (Madrid): 38.000 espectadores. Primera jornada de la fase de grupos de la Champions League.