Gol de Falcao ante el Athletic
Falcao celebra uno de sus goles con Amorebieta en el suelo. EFE

Un demoledor Radamel Falcao le dio al Atlético de Madrid en Bucarest su segundo título de la Europa League, después del conquistado en 2010 frente al Fulham inglés, ante un Athletic desconocido que apretó en la segunda parte, pero que nunca dio sensación de estar cerca de su primer título europeo.

Falcao, que ya ganó el trofeo continental la pasada campaña con el Oporto y también marcó en la final, personificó un triunfo que se fraguó en el esfuerzo colectivo, pero al que el colombiano le puso su sello personal con dos golazos, el primero de ellos una verdadera obra de arte.

Sabía Simeone que al equipo de Marcelo Bielsa podía hacerle mucho daño presionándole en la salida de balón. Y el Atlético salió a morder, siempre atento al más mínimo fallo de los zagueros bilbaínos para montar con rapidez la contra.

Al Athletic, un tanto apático e impreciso en el arranque, se le atragantó la estrategia madrileña. Le costaba un mundo sacar el balón jugado con fluidez y el recurso del balón largo tampoco funcionó ante un rival más despierto que ganaba todos los balones divididos.

Un zurdazo letal

Fue entonces cuando la balanza empezó a desnivelarse del lado del Atlético. Falcao controló el esférico en el pico del área y se dispuso a encarar a Amorebieta, al que amagó con irse por la derecha antes de regatearle y soltar con la zurda–su pierna mala– una espectacular parábola imposible para Gorka.

El Athletic, que quizá acusó en los primeros compases la bisoñez de sus jugadores, no reaccionó tras el tanto del colombiano. El Atlético cada vez se sentía más cómodo con el desarrollo del partido e incluso le dio un respiro a la apurada defensa vasca retrasando unos metros su línea de presión.

Las primeras noticias en ataque del conjunto de Bielsa llegaron en las botas de Llorente y Muniain sin consecuencias. El Athletic empezó a controlar el choque, pero era el Atlético el que creaba peligro cada vez que robaba en el centro del campo.

Y en un fallo de Amorebieta llegó el 2-0. Arda Turan le robó la cartera al internacional venezolano, se internó en el área y cedió a Falcao, quien con una genial maniobra superó de nuevo al meta vasco. El delantero colombiano, una pesadilla para Amorebieta y Javi Martínez, sumó así su duodécimo y se convirtió por segundo año consecutivo en el máximo goleador del torneo.

Diego pone la puntilla

Bielsa revolucionó su ataque tras el descanso con la entrada de Ibai e Iñigo Pérez. El Athletic dio entonces un paso adelante ante un Atlético que se replegó por completo. Pero el titánico esfuerzo que realizó el conjunto vasco para acortar distancias no tuvo su recompensa. Ni Susaeta, ni Muniain, ni Ibai, que estrelló un remate en el larguero, ni De Marcos pudieron con la muralla rojiblanca, que repelió cualquier intentona rival.

Por contra, el Atlético, con espacios, dinamitó el partido en la recta final. Falcao, tras una gran jugada personal, disparó al palo, pero fue Diego el que le puso el punto y final con otro golazo.

- Ficha técnica:

3 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Gabi, Mario; Adrián (Salvio, min.88), Diego (Koke, min.90), Arda Turan (Domínguez, min.93); y Falcao.

0 - Athletic Club de Bilbao: Iraizoz; Iraola, Javi Martínez, Amorebieta, Aurtenetxe (Ibai Gómez, min.46); Iturraspe (Íñigo Pérez, min.46), De Marcos, Herrera (Toquero, min.63); Susaeta, Muniain y Llorente.

Goles: 1-0, min.6: Falcao, en jugada personal. 2-0, min.34: Falcao, a pase de Arda Turan. 3-0, min.85, Diego, deshaciéndose de Toquero y Amorebieta.

Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Falcao, del Atlético de Madrid, y a Herrera, Amorebieta e Íñigo Pérez, del Athletic Club.

Incidencias: Final de la Liga Europa 2011-2012, disputada en un Estadio Nacional de Bucarest casi lleno con 52.347 espectadores. Noche agradable y terreno de juego en buenas condiciones. EFE