El calvario que ha padecido el Athletic en las dos últimas temporadas en Liga, en las que se ha salvado por poco del descenso, parece que se va a repetir también en ésta. Después del empate en San Mamés ante el Almería, los leones ocupan la decimoséptima posición de la clasificación con cinco puntos, tan sólo uno por encima del primer puesto de descenso, que ocupa el Valladolid.

El equipo rojiblanco no conoció la victoria hasta la cuarta jornada, en su visita al Levante (1-2). Antes, sólo había empatado con Osasuna (0-0), en la jornada inaugural, y Zaragoza (1-1); y había caído con polémica contra el Barça: el árbitro concedió un gol que no entró a Touré ypitó un penalti que no fue (3-1). Después llegaron las derrotas ante el Atlético (0-2) y el Villarreal (1-0).

Otro dato que juega en contra el Athletic es que los bilbaínos todavía no conocen la victoria ante su público, a pesar de que el pasado domingo Joseba Etxeberría marcó un gol en San Mamés tres años y medio después.

Los fijos de Caparrós

Para el entrenador del Athletic, Joaquín Caparrós, sólo hay tres jugadores fijos: Iraizoz, Javi Martínez y Aduriz. Esta terna ha aparecido en todas las alineaciones titulares del conjunto rojiblanco en las primeras siete jornadas.

Recurso a la roja de Del Horno

El Athletic ha sufrido este año ya cuatro expulsiones, pero no está dispuesto a asumir la última, la de Asier Del Horno. El lateral izquierdo rojiblanco vio la tarjeta roja en el minuto 42 del encuentro, por una entrada cerca de la línea de banda al jugador visitante Bruno. En ese momento, el resultado del partido era de 1-0 a favor de los bilbaínos. Al final, 1-1.