El Athletic-Almería, previsto en la modalidad de PPV, finalmente no ha sido televisado y se convierte en el segundo partido de la primera jornada liguera sin cámaras.

El primero fue el Espanyol-Valladolid, duelo que abrió ayer el campenato en Montjuïc.

Estos incidentes auguran una temporada salpicada por la polémica y los vetos televisivos, que tanto caracterizaron el curso pasado.