Fernando Torres del Liverpool ante el Manchester City
Nedum Onuoha, del Manchester City, protege el balón ante el delantero del Liverpool Fernando Torres. 20MINUTOS.ES/Agencias

El presidente de la Confederación de Fútbol de Asia (CFA), el malasio Mohamed bin Hamman, desestimó celebrar en este continente parte de la competición liguera de la Premier League inglesa, informaron los medios locales.

Hamman dijo que la prioridad de la CFA es promover este deporte y las competiciones de clubes entre sus 46 países miembros, pese a la intención de la Federación Inglesa de disputar encuentros en enero en ciudades como Hong Kong, Melbourne o Pekín, entre otras.

Las autoridades inglesas deberán conceder derechos recíprocos a los clubes asiáticos

"Doy la bienvenida al intercambio de información entre asociaciones y clubes y apoyar la organización de partidos contra equipos de otras federaciones que pudiera beneficiar al desarrollo de nuestros clubes en Asia, pero no veo eso en el plan de la Premier League", dijo el jefe de la CFA.

Hamman afirmó no ser favorable a disputar parte de los campeonatos domésticos en el extranjero, y que de salir adelante la iniciativa, las autoridades inglesas deberán conceder derechos recíprocos a los clubes asiáticos, de manera que puedan organizar allí encuentros de sus propias ligas nacionales.

La Premier, la Liga más popular en Asia

La Premier League es el campeonato más popular en Asia, donde el Manchester United tiene cientos de miles de seguidores y muchos clubes han optado por hacer su pretemporada para explotar uno de los mercados más lucrativos para su 'merchandising'.

El dueño del principal rival del United, el Manchester City, es Thaksin Shinawatra, el multimillonario ex primer ministro de Tailandia, que ha invertido grandes cantidades en nuevos fichajes, entre ellos tres jugadores tailandeses.

Sin embargo, los intereses de algunos equipos ingleses han chocado en ocasiones contra los de la CFA, que se quejó de que el Manchester United quisiera disputar el año pasado un encuentro en Kuala Lumpur mientras se celebraba en Malasia la fase final de la Copa de Asia de selecciones nacionales.