Ella te da ejercicios para que progreses en tu nado en la piscina y además tonifiques tus músculos.
 
Oblicuos + nado con cambios
 
Apoya los gemelos en el borde de la piscina, y con las rodillas a 90 grados toca con la mano el pie del lado contrario. Comienza con 20 repeticiones y progresa hasta 40.
 
Nada muy suave y con brazadas largas, luego haz cinco brazadas a toda velocidad, cambia de estilo y repite.
 
Glúteo + trabajo de brazos
 
En la misma postura de oblicuos, pasa de flexión de cadera y rodillas a 90 grados a extensión de todo el cuerpo, quedando al borde de la superficie. Si es necesario, apóyate con las manos en el agua. Comienza con 10 repeticiones y progresa hasta las 20.
 
Con una tabla entre las piernas haz largos usando sólo los brazos.
 
Cuádriceps + sensibilidad
 
Si tu forma física es buena, puedes hacer además este ejercicio: flexiona rodillas y caderas y salta en vertical, haciendo 20 repeticiones.
 
El trabajo de remadas ayuda a nadar mejor. Se trata de desplazarte en el agua sólo con movimientos laterales de las manos, como dibujando ochos, con mano y antebrazo.