Luis Aragonés
El seleccionador de España, Luis Aragonés. 20MINUTOS.ES/Agencias

Luis Aragonés, seleccionador español de fútbol, manifestó un día antes de la final de la Eurocopa y después de dirigir el que puede ser su último entrenamiento en el cargo, que se va porque no se ha hecho más para que se quede.

"Me voy porque no hemos hecho más para que me quede. No se ha hecho más. Nadie me dijo en su momento nada y decidí que me iba a ir y punto y ahora no hay marcha atrás. No quiero que se utilice nada. no tengo más que explicar", dijo el entrenador.

Al seleccionador no le importa si va a jugar la gran estrella de Alemania, Michael Ballack

Aragonés comentó que, en caso de victoria ante los alemanes, sus primeros recuerdos serán "para todo el mundo. "Para todo el mundo. Para mi esposa, mis hijos, mis nietos, para todo el mundo, para los jugadores, posteriormente para toda España y para todo vosotros en líneas generales, porque las criticas me ayudan", explicó el seleccionador, que aclaró que un enfado no le dura más de diez minutos.

"He pasado 4 años defendiendo a mi país y no defenderlo me llevará a estar nostálgico. Pero trabajaré en el fútbol porque considero y creo que debo trabajar y desearé, como un español más, que la selección gane sin mí", dijo.

Aragonés no se plantea una derrota. "Ya lo ha dicho en muchas ocasiones. Hay un amigo mío que dice todo lo que pasa conviene. Ha merecido la pena todo por estar en una final. Del segundo no se acuerda nadie. Hay que intentar ser el primero, respetando mucho al rival, que es muy difícil".

Sobre Ballack, que puede causar baja en Alemania, opinó: "Es un gran jugador y posiblemente no juegue. pero el que salga correrá más", y volvió a resaltar el buen ambiente del grupo español. "Hay grandes equipos, con grandes figuras en los que si no hay un buen ambiente, es imposible ganar. Cuando uno tiene un grupo hay que hablarle y que el equipo reciba bien lo que dices", dijo.