Joan Laporta
Joan Laporta en una imagen de archiv (EFE). EFE
La directiva del FC Barcelona quiere superar el actual aforo del Camp Nou (98.787 asientos) en quince o veinte mil localidades y hacer frente al aumento en el número de socios que recibe la entidad azulgrana, que a 21 de septiembre de 2006 asciende ya a un total de 151.127.

Si se lleva a cabo el proyecto en los términos que maneja en estos momentos la directiva, el Camp Nou podría llegar a los 118.000 asientos y superar así el aforo de estadios tan míticos como el Azteca mexicano o el brasileño Maracaná.

Un coloso entre los más grandes

El Estadio Azteca cuenta con 114.600 localidades, mientras que el de Maracaná de Río de Janeiro, cuyo nombre real es Estadio Jornalista Mário Filho, podrá alojar a 95.000 personas a finales de año, tras numerosas reformas que han recortado a lo largo de los años su capacidad inicial de 200.000 aficionados por motivos de seguridad.

El Camp Nou, que ya es el mayor estadio de Europa por delante de San Siro (85.700) o el nuevo Wembley (90.000), superaría así las edificaciones americanas, aunque se quedaría aún a cierta distancia de dos estadios del continente asiático.

Se trata del Rungnado May Day de Pyongyang (Corea del Norte), con un aforo para 150.000 personas, y del Yuva Bharati Krirangan de la ciudad india de Calcuta, con 120.000, aunque ni uno ni otro acojan habitualmente encuentros futbolísticos.

Reformas y contrarreformas

El Camp Nou contaba con una capacidad de 93.053 espectadores cuando se inauguró y, desde entonces, ha sufrido dos reformas importantes -1982 y 1994- que han afectado a su aforo, que ya se vio alterado antes de su construcción, cuando se abandonó el ambicioso proyecto de llegar a las 150.000 plazas.

En 1982, coincidiendo con la celebración del Mundial de fútbol en España, el estadio sumó 22.150 asientos en el tercer graderío, con los que rozó los 115.000, mientras que en 1994 el club debió adaptarse a la normativa de la UEFA y los rebajó a 107.000.

Cinco años después, tuvo lugar la reconversión de las plazas de pie y el aforo se redujo a las actuales 98.787 plazas.

Más asientos, más palcos, más entradas

El tercer graderío será nuevamente protagonista de esta tercera ampliación del estadio, y la reforma se destinaría especialmente a aumentar el número de entradas que se ponen a la venta en taquillas y a evitar los problemas de aforo que se producen en partidos de Liga de Campeones.

También se abrirían nuevos palcos de empresas y se estudiaría el número de socios de nuevo cuño interesados en contar con abono para asistir a los partidos y que ahora no pueden adquirirlo al no haber disponibles.

El vicepresidente del Barcelona, Ferran Soriano, informó a EFE de que la ampliación del estadio se incluiría en el proyecto 'Nou Camp Nou', que también incluye la construcción de un nuevo Palau Blaugrana y la armonización del entorno urbanístico del barrio de Les Corts con ambas edificaciones.

Puedes ver los recintos deportivos más grandes del mundo aquí.