Amadeo Salvo confirmó este miércoles su dimisión como presidente ejecutivo del Valencia Club de Fútbol. Una despedida donde el empresario no esquivó ninguna pregunta ni ninguna reflexión. "No tiene sentido seguir si no voy a poder cumplir", manifestó un emocionado Salvo que alegó a problemas familiares para tomar su decisión: "En mi familia estamos viviendo un tema complicado. Mi padre tiene cáncer y eso es duro. Les dije que no podría entregarme en cuerpo y alma al club, como había hecho hasta ahora, y ellos me dieron libertad".

No estoy decepcionado de dejar el club porque lo dejo mejor de cómo lo encontré a todos los niveles. Cada uno tiene su tiempo

El ya expresidente recordó que su decisión viene desde finales de mayo. "Peter Lim me dijo que me tomara mi tiempo. Pero no me parece lo correcto. Nunca me han echado de ningún sitio, pero tampoco puedo estar si no voy a poder implicarme totalmente", proclamó. También negó que durante el martes estuviera negociando algún tipo de contrapartida económica para abordar su salida, algo que la presidenta institucional Layhoon Chan calificó de "basura". "No estoy decepcionado de dejar el club porque lo dejo mejor de cómo lo encontré a todos los niveles. Cada uno tiene su tiempo. Y lo dije en el pasado: no voy a estar mucho tiempo. Me voy con dolor porque me voy de algo que amo, que es parte de mi vida... Yo he tenido esa fortuna".

"Esta información falsa viene de un tipo que es un  mequetrefe, que no vale nada. Lo que tendré que hacer, lo valoraré, es llevar esta información a los juzgados. Jamás le pediría nada a nadie por algo que no fuera por mi trabajo. Yo no he negociado absolutamente nada. Lo único que he pedido es que el señor Morata [periodista de la cadena Ser a la que se refiere Salvo] no pueda entrar en Metalla en Paterna o en una instalación del club".

Salvo admitió la salida de Rufete, el director deportivo al que también se le vinculaba fuera por un supuesto enfrentamiento con el plenipotenciario técnico Nuno: "No soy una persona que se rinde fácil y por supuesto, y en el fútbol tiene más visibilidad, siempre hay enfrentamientos. Son cosas habituales. Hay gente que está aquí porque yo les dí la oportunidad, y si yo no estoy ellos no van a estar. A veces la lealtad se cumple. Mira a Manolo Peris [miembro del consejo de administración], que se va y no ha tenido problemas con nadie". "No es cuestión de gustos, es cuestión de realidades. He discutido mil veces con Nuno, y con todo el mundo,  pero él es el entrenador del Valencia. El que pinta en el Valencia es Peter Lim, que es el que toma las decisiones, asesorado por un consejo libre e independiente; y ejecutadas por unos trabajadores. Esa es la cadena".

"Aquí nadie va a poner paños calientes, la forma de trabajar de la parte deportiva ha cambiado. Rufete, mientras yo fuera presidente, trabajaría en el club. Yo a Rufete le comuniqué el lunes que me marchaba, ya lo sabía que podía ser así. Hay más gente que también ha decidido salir después de saber que me voy yo. Rufete ha salido porque ha salido Amadeo Salvo. Si hubiera continuado él, Ayala, etcétera, estarían en el Valencia Club de Fútbol ejerciendo sus funciones. Todo el staff técnico del club desde arriba abajo es gente del primer nivel, y esto es muy difícil en este mundo". Rufete, Fabián Ayala y Joan Salvans, miembros del departamento técnico, abandonan la entidad.

"El Valencia de hoy en día es el club con gente más preparada, más vanguardista, que hay en el fútbol español. No existe el Valencia si hay guerra, solo existe si hay paz", indicó Salvo.