La noticia significa que la RUSADA está en peligro de ser declarada no conforme por la AMA solo unos meses después de que se levantara una suspensión, lo que podría aumentar la presión sobre el Comité Olímpico Internacional (COI) para que excluya a Rusia de los Juegos Olímpicos de Tokio por no garantizar que sus atletas compitan limpios.

El Comité Ejecutivo de la AMA recibió el lunes un informe de su Comité de Revisión de Cumplimiento tras el análisis de lo datos del laboratorio de Moscú, que contienen los resultados de miles de pruebas antidopaje realizadas a deportistas rusos.

"El ExCO fue informado de inconsistencias en los datos del Laboratorio de Moscú y esto ha llevado a la AMA a abrir un procedimiento formal contra la RUSADA el 17 de septiembre de 2019", avanzó la AMA en un comunicado, añadiendo que está estudiando un total de 47 casos.

La AMA ha estado bajo una gran presión para castigar a Rusia desde que un informe de 2015 describiera la evidencia de dopaje sistemático respaldado por el estado en el atletismo ruso. Esa noticia se amplificó un año después, cuando un informe del abogado canadiense Richard McLaren reveló la manipulación de pruebas antidopaje en muchos deportes en Rusia.